La carrera por la gobernación de Santa Fe (Foto: @rodenasale)
La carrera por la gobernación de Santa Fe (Foto: @rodenasale)

"Me voy a sacar una foto con la próxima gobernadora de Santa Fe". Eso se oyó decir antes de que la flamante diputada nacional por Nuevo Espacio Santafesino, Alejandra Rodenas, se acercara para tomarse una fotografía con el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa.

En un espacio donde Rodenas se siente como en su casa, la Universidad Nacional de Rosario, y donde su popularidad como profesora hizo de sus alumnos sus seguidores más fieles, la ex jueza estuvo presente en la ceremonia donde Correa recibió el Doctorado Honoris Causa de la UNR.

Muchos ven a Rodenas como la mujer que puede representar al justicialismo en la carrera por la gobernación. Es que su imagen no para de crecer desde que desbarató a la banda narcocriminal más grande del país, Los Monos. Cuando tomó la causa le dio un impulso tan fuerte que terminó con todos los integrantes de la banda procesados.

Rodenas junto a Correa en la UNR
Rodenas junto a Correa en la UNR

En una reciente encuesta realizada entre los habitantes de la ciudad de Rosario, inseguridad y narcotráfico siguen siendo los problemas que más preocupan.

En ese mismo relevamiento, el 60% de los consultados ve a la ex jueza como la única capaz de solucionar los problemas en el área de seguridad y el descontrol de las drogas, que tienen en vilo a la provincia.

Sus aptitudes como ex jueza la ubican en un plano de imagen positiva superior al resto de la clase política de Santa Fe. Cuando se consultó a la gente el porqué, la mayoría asoció a Rodenas con los valores "esperanza, seguridad y honestidad".

Además, su lugar y postura al llegar al Congreso de la Nación, diferenciándose del kirchnerismo y marcando diferencias territoriales, pero a su vez acompañando los proyectos de movilidad jubilatoria y otros en los cuales se tocaban los derechos de los trabajadores, marcaron su carácter y su impronta peronista.

En cuanto a sus aspiraciones políticas, la legisladora cuenta con un nivel de conocimiento y aprobación de la población de 40%, pisándole los talones al socialista Antonio Bonfatti, y por encima de sus posibles competidores peronistas como Omar Perotti, María Eugenia Bielsa y Marcos Cleri.

Si bien será su espacio político el que defina el lugar y la representación, los números son más que elocuentes y en las elecciones de 2019 podría, por primera vez en la historia, llegar una mujer a la Casa Gris, sede del poder ejecutivo provincial.