Al presentar su primer informe de gestión del año en la Cámara de Diputados, el jefe de Gabinete Marcos Peña aseguró este miércoles que "el camino del desarrollo ya comenzó", e insistió en que la inflación "está bajando" y que el salario real "está creciendo desde hace un año".

Pero además, Peña tuvo sendos cruces con Graciela Camaño y Axel Kicillof, del Frente Renovador y del FpV, respectivamente. También, en otro tramo de la presencia del jefe de Gabinete en el recinto, una diputada del kirchnerismo pidió por Joana Picetti, la candidata del oficialismo que no pudo competir en las elecciones legislativas del año pasado.

Peña y Kicillof

La pulseada verbal entre ambos se dio por las acusaciones en contra del ministro de Finanzas Luis Caputo, apuntado por no haber declarado tener cuentas bancarias radicadas en paraísos fiscales. En ese sentido, además de cuestionar a la política económica de Cambiemos, Kicillof destacó que "el que está tomando deuda y no está acá es el señor Caputo", y resaltó que en todas "esas listas con cuentas en el exterior aparecen 17 funcionarios del Gobierno de ustedes".

"A Gilligan le encontraron un palo en Andorra y lo echaron. A Caputo no paran de encontrarle cosas afuera todos los días", dijo Kicillof, al comparar las situaciones del ministro de Finanzas con el saliente subsecretario general de la Presidencia, que renunció por una controversia similar.

En esa línea, Kicillof consideró que "si alguien abre una cuenta en un paraíso fiscal, es porque esconde algo o no quiere pagar impuestos". "Es una guarida, es una cueva. Es turbio, es sucio, no pueden gobernar así", detalló.

"Caputo emitió a 100 años hasta que comprendimos que la empresa que era de él hace poco compró un bono a cien años. Hay gente del sector financiero que después beneficia a financieras", sostuvo el diputado.

Como respuesta, Peña desestimó las críticas a la política económica pero admitió que "está claro que la Argentina tiene un enorme camino para salir adelante de años de estancamiento y de falta de oportunidades".

"Su forma de gobernar fue sin las estadísticas. La respeto", dijo con ironía el funcionario de Macri, antes de destacar que "tenemos más crecimiento que cuando usted fue ministro de Economía. No estamos en Disneylandia, pero hay que seguir en esa dirección".

Por último, Peña dijo: "Ratificamos absolutamente al ministro Caputo. Ratificamos su honestidad e integridad, y transparencia en la función. Todo lo que él ha dicho se ratificará en sede judicial, que es donde corresponde". En ese sentido, cuestionó al kirchnerismo por "plantear que tener cuentas offshore es corrupción". "No, no es corrupción. Corrupción son los bolsos de López y lo que hemos visto en su gobierno. La gente ya saldó esa discusión", indicó. "Es muy interesante que venga de ustedes esto de diferenciar entre offshore y robar", ironizó.

Peña y Camaño

Durante su discurso, la diputada Graciela Camaño expresó su preocupación por la liberación de presos propuesta por el Gobierno, y acusó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, de "sacar afuera al Servicio Penitenciario" y no decir que depende del Poder Ejecutivo. "Lo invito a leer el informe del procurador penitenciario. Se le va a caer la cara de vergüenza", afirmó Camaño.

"No podemos liberar a los presos porque no se han construido cárceles. Van a tener que hacerlas", dijo la diputada, que agregó que "es muy fácil echarles la culpa a los jueces y la Justicia cuando el mal es endémico. ¿Sabe cuál es el problema de su Gobierno? Que está perdiendo la confianza. Sigan timbreando. La confianza la van a recuperar si gestionan correctamente".

En otro tramo de la presentación de Peña, Camaño señaló que el jefe de Gabinete va "de manera hipócrita" a presentar los informes mensuales al Congreso, y lo acusó de llegar al Parlamento "con el título que va a poner en los diarios" y que "busca cómo decirlo".

La diputada massista expresó estos conceptos luego de que Peña se quejara de que algunos legisladores pretendieran imponer un "reglamento mordaza", ante la imposibilidad de dar una respuesta debido a las constantes interrupciones de varios diputados.

Ante la imposibilidad de poder expresarse, y sin que mediase la intervención del peronista José Luis Gioja, que en ese momento presidía la sesión, el funcionario expresó: "Si no me dejan contestar acá, lo voy a hacer a través de una conferencia de prensa".

El enfrentamiento era con los diputados massistas, que mientras Peña hablaba, cuestionaban su respuesta sobre la posible liberación de presos por parte del Poder Ejecutivo, planteada ayer por el Frente Renovador en una conferencia de prensa e incluida como tema hoy en la sesión informativa.

"Usted como funcionario no electo ofende al Parlamento; porque aquí no hay reglamento mordaza, acá hay un reglamento que debe ser respetado y no se deben hacer comentarios inapropiados", le dijo Camaño. Por último, remarcó: "Usted vino siempre de manera irrespetuosa al Congreso, que es otro poder del Estado".

El caso Picetti

Por último, cuando la diputada del Frente para la Victoria Araceli Ferreyra tomó la palabra, además de criticar la forma en la que el Gobierno modificó el proyecto de paridad salarial, se refirió al caso de Joana Picetti, la candidata por el oficialismo que en las elecciones legislativas de 2017 no pudo competir por decisión de la Justicia.

A fines de febrero, el reclamo de Picetti, la ex candidata a diputada del oficialismo en la Ciudad que no pudo asumir por una decisión judicial, llegó a la Corte Suprema, que ahora deberá expedirse sobre su caso.

La Cámara Nacional Electoral, que en una instancia previa había rechazado la pretensión de Picetti de asumir, ahora resolvió a favor de concederle el recurso extraordinario para que su expediente pase a manos del máximo tribunal del país.

En el fallo firmado por los jueces Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera, la Cámara señaló que la ex postulante del frente oficialista Vamos Juntos, que lideró Elisa Carrió el año pasado en la Ciudad, alegó que se vieron "vulneradas las garantías de defensa en juicio y debido proceso" y le ocasionaron "un gravamen personal, concreto y actual".

"Alega, a su vez, la existencia de arbitrariedad en el fallo recurrido (el de la Cámara Electoral), pues sostiene que éste no constituye en modo alguno una derivación lógica y razonada del régimen jurídico vigente y sostiene que la causa reviste gravedad institucional al hallarse en juego la soberanía del pueblo y la expresión de su voluntad", recordaron los magistrados en la resolución.

En primera instancia, la jueza electoral María Servini de Cubría había hecho lugar al pedido de impugnación del frente Vamos Juntos, impulsada por Carrió, impidiéndole a Picetti ser candidata en las elecciones generales de octubre, pese a que ya había participado de las primarias de agosto. En diciembre pasado, al momento de asumir los legisladores electos, la banca número ocho del oficialismo porteño quedó vacante por la riña judicial, que ahora deberá definir la Corte.

Picetti fue impugnada por sus propios compañeros de lista luego de que trascendieran denuncias en su contra por maltrato infantil.

Seguí leyendo: