El presidente de la Nación, Mauricio Macri
El presidente de la Nación, Mauricio Macri

"La Argentina no ha abandonado su peligrosa adicción al populismo. Ahora, el presidente Mauricio Macri y su coalición Cambiemos están creando una base para el crecimiento sostenible, diseñada para destronar a la Argentina de su montaña rusa económica y política".

La reflexión pertenece a un texto escrito por Michael Matera y Benjamín Gedan, y publicado en el sitio web del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS por su sigla en inglés). Matera es miembro senior y director del Programa de las Américas en el CSIS en Washington, mientras que Gedan es miembro de política pública en el Centro Wilson.

En una nota publicada el último lunes, Matera y Gedan analizan la situación económica y política argentina en los últimos quince años, y la visión que tiene la comunidad internacional sobre el país que preside Macri.

"La comunidad internacional ha sido escéptica por mucho tiempo sobre las perspectivas de Argentina, y Argentina se ha ganado más que esa desconfianza. Su trayectoria de auge y depresión en las últimas décadas ha sido legendaria, generando una subdisciplina de investigación histórica sobre 'lo que salió mal'", explicaron los autores.

El matrimonio Kirchner gobernó la Argentina durante 12 años
El matrimonio Kirchner gobernó la Argentina durante 12 años

Ambos destacaron en el escrito que Argentina "sigue siendo uno de los 10 países más ricos del mundo", pero un lugar donde "uno de cada tres habitantes vive en la pobreza". En esa línea, remarcaron que "la Argentina no ha abandonado su peligrosa adicción al populismo" y que el matrimonio Kirchner "heredó a un país de rodillas" después del 2001 pero, "a pesar del auge mundial de las materias primas, dejaron el país al borde de otro colapso, agobiado por una inflación ruinosa, un déficit gigante y reservas de divisas agotadas".

En la nota, los autores sostuvieron que "los últimos dos años han dado motivos para esperar que Argentina finalmente haya dado vuelta la esquina", y destacaron el inicio de la gestión de Mauricio Macri. "Macri y su coalición Cambiemos están creando una base para el crecimiento sostenible, diseñada para destronar a la Argentina de su montaña rusa económica y política", afirmaron.

Según Matera y Gedan, "Macri está llevando a cabo reformas graduales, aunque todavía revolucionarias, para las políticas, las leyes y las instituciones de la Argentina". Entre ellas, destacaron las reducciones en los subsidios a la energía y el transporte. Al mismo tiempo que precisaron que el Gobierno ha mantenido programas sociales y ha declarado que la reducción de la pobreza es su principal prioridad. "Como resultado, la calificación de aprobación de Macri se mantiene alrededor del 50 por ciento, un nivel asombrosamente alto, dadas las políticas de austeridad que ha implementado", sostuvieron.

Sin embargo, el escrito marca que "el futuro de la agenda de reformas de Argentina es incierto" y que el Gobierno aún no ha podido vencer la inflación. Además, asegura que se está "produciendo una deuda nacional" que está "en rápido crecimiento". En esa línea, los autores explicaron que los "intentos de reforma laboral del Gobierno son vacilantes", pero que "solo las reformas laborales profundas pueden hacer que el país vuelva a ser competitivo".

Mauricio Macri junto a su Gabinete (Prensa Presidencia)
Mauricio Macri junto a su Gabinete (Prensa Presidencia)

En el artículo los autores indicaron que "las batallas del Gobierno contra los dirigentes sindicales corruptos apenas comienzan ahora y ya están provocando protestas masivas". En base a ese tema, y según fuentes del Gobierno consultadas por los autores, la intención de Macri "es finalmente romper el dominio de los sindicatos sobre muchos de los sectores del país, incluidos la salud, la educación y el transporte".

"Lo que el Presidente tiene en mente es promover un cambio fundamental en la cultura política argentina, un proceso que llevará muchos años, pero que muchos de los observadores más astutos creen que es absolutamente esencial para que Argentina rompa su auge y caída", señalaron.

"Macri sabía en lo que se estaba metiendo cuando se postuló a la presidencia en 2015. Pero dado lo que está en juego tanto para la Argentina como para la región, no debería soportar esta carga solo", sostienen en el artículo.

Por otra parte, remarcaron que "si Argentina tiene éxito, demostrará un camino lejos del populismo y mostrará que las políticas pro mercado y pro comercio, y un vínculo inteligente de Argentina con la economía digitalizada global -complementada con inversión en infraestructura y gasto social- ofrecen el mejor camino para un crecimiento sostenible y prosperidad compartida". Y agregaron: "Por esa razón, la comunidad internacional debe ayudar a Argentina de cualquier manera que pueda".

Seguí leyendo: