A 10 años de la pelea entre el kirchnerismo y el campo por la resolución 125, el presidente Mauricio Macri reafirmó su alianza con el sector al anunciar una serie de beneficios que prometen dinamizar la actividad.

En la apertura de una exposición rural, el Jefe de Estado informó que eliminarán trámites que actualmente complican la actividad de los productores. "De las 7 declaraciones juradas que deben completar actualmente en un año, sólo van a tener que hacer una", sintetizó.

Acompañado por los ministros Francisco Cabrera (Producción) y Luis Miguel Etchehevere (Agroindustria, de coqueto gorro blanco), Macri informó, además, el lanzamiento por parte del Estado de línea de créditos para ayudar a los productores afectados por la sequía.

"La gran familia del campo, de sol a sol, se ha transformado en el gran motor que tiene la República Argentina", señaló el Presidente al comenzar su discurso, pero lamentó las dificultades que complicaron la producción. "Arrancamos con inundaciones, incendios, heladas, estamos recorriendo tal vez la sequía más dura de los últimos 30 años. Es una tristeza ver esa sequedad, esas grietas. A nadie le gusta ver la tierra seca ni inundada".

En este marco, anunció una serie de beneficios que van desde el lanzamientos de una "mesa de riesgo agropecuario" hasta la prórroga de todos los vencimientos  de los créditos y una nueva línea, instrumentada por el Banco Nación, "con plazo de gracia para que se puedan seguir equipando con todos los equipos que se fabrican en Argentina".

"Vamos a anular el Registro Fiscal de Operaciones de Granos, el Registro de Tierras Rurales Explotadas, entre otros. De siente declaraciones juradas que tienen que hacer, ahora habrá que hacer una sola por año, porque valoramos el tiempo de ustedes", anunció Macri.

Y amplió: "Queremos que lo empleen en crecer, innovar y trabajar y no hacer de cadetes de las múltiples tareas del Estado. Vamos a seguir anulando todos los trámites que genera el Estado".

Por otro lado, Macri se refirió a los 10 años que se cumplió del conflicto entre el Gobierno y el campo. "Ya quedó atrás lo que pasó con la 125. Valoramos los cientos de miles de puestos de trabajo que genera el campo y apostamos a sacar mayoritariamente las retenciones, es un impuesto absurdo que entorpece el crecimiento y el federalismo".

"El desafío es crecer 20 años en forma consecutiva, tenemos que apostar a cosechar lo más valioso que tenemos, que es el diálogo",  afirmó.

SEGUÍ LEYENDO