A raíz de los cinco años del Papa Francisco, dirigentes sociales, referentes de derechos humanos y políticos de distintos partidos firmaron una carta para saludarlo por el aniversario y transmitirle apoyo por los cuestionamientos que recibe. Firman desde la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal hasta el ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni.

La carta es breve y está dirigida al "querido Papa Francisco". "En este quinto aniversario de tu pontificado, nosotros, argentinos y argentinas de distintos ámbitos de la vida pública, de diferentes procedencias religiosas, políticas e ideológicas, queremos manifestar nuestra admiración y cercanía por tu obra a favor de la Humanidad, en particular de los excluidos, y tu firme defensa de la Tierra frente a la devastación que sufre", sostiene en el primer párrafo.

Y agrega: "Los argentinos y las argentinas te queremos mucho. Valoramos enormemente tu tenaz trabajo por la paz y la justicia en todo el mundo, a pesar de las resistencias que genera entre quienes pueden ver afectados intereses que no son legítimos".

Para concluir: "Aunque deseamos y ansiamos tu visita, aceptamos la espera porque sabemos que se producirá cuando sientas que es el mejor momento y confiamos en vos. Gracias por lo que has hecho y hacés. Rezamos por vos y los que no lo hacemos, te acompañamos con cariño y confianza".

En el comunicado que se utilizó para difundir la carta se sostiene también que "la figura de Francisco logra trascender cualquier grieta".

Entre los dirigentes que firman están: Gabriela Michetti, Carolina Stanley, Victoria Donda, Mayra Mendoza, Lucila del Ponti, Verónica Magario, Sergio Massa, Jorge Taiana, Pino Solanas, Felipe Solá, Wado de Pedro, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer, Sergio Palazzo, Pablo Michelli, Hugo Yasky, Roberto Baradel, Pablo Moyano, Leonardo Grosso, José Torello, Esteban Bullrich, Juan Carlos Alderete, Emilio Pérsico, Daniel Menendez y Juan Grabois.

En el entorno de Vidal explicaron que la gobernadora adhirió a la carta pública por los 5 años del pontificado. "Es algo muy amplio que busca terminar con la grieta y saludar al Papa", afirmaron en la gobernación bonaerense.

Seguí leyendo: