¿Y si Cristina Kirchner vota a favor del aborto?

Victoria Donda, durante la presentación del proyecto para despenalizar el aborto (Fotos: M. Luna)
Victoria Donda, durante la presentación del proyecto para despenalizar el aborto (Fotos: M. Luna)

"¿Cuánto hace que no nos peleamos?", le pregunta Myriam Bregman (PTS) a Carla Carrizo, de Evolución. Se abrazan, se ríen y se sacan una foto en la reunión donde acaba de presentarse, por séptima vez, el proyecto de ley para que el aborto sea legal, seguro y gratuito. Un macrista, Daniel Lipovetsky, que presidirá la comisión de Legislación Penal, se ubica en el centro del grupo de diputados (71 en total) que firmó la iniciativa, lleva en su cuello el mismo pañuelo verde de la campaña nacional y se muestra sonriente aun cuando en el PRO solo hubo cuatro que firmaron además de él. El kirchnerismo, parte del peronismo, la izquierda y los radicales son los que demuestran mayor apoyo.

La Cámpora esta visiblemente representada, a pesar de que Cristina Kirchner estuvo en contra del debate sobre el aborto durante sus ocho años de gobierno. Su hijo Máximo Kirchner es uno de los firmantes y la diputada Mayra Mendoza le dice a Infobae: "Se van a sorprender con Cristina, ella toma nota de la presión social, escucha a su hijo y escucha a su hija", continúa en referencia a Florencia Kirchner, que milita a favor del feminismo y el aborto legal. Infobae repregunta: "¿La ex presidente votará a favor?" Mendoza dice que no sabe: "No nos dijo que va a votar a favor pero tampoco que vaya a votar en contra. Veo una actitud muy abierta a escuchar argumentos y ella fue impulsora de proyectos de ampliación de derechos".

Máximo Kirchner con el pañuelo verde en la marcha de Camioneros (Nicolás Stulberg)
Máximo Kirchner con el pañuelo verde en la marcha de Camioneros (Nicolás Stulberg)

Los memoriosos cuentan que en el Senado Ernesto Sanz estaba a punto de hacer fracasar la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario con una modificación al artículo que habilitaba las adopciones. CFK se había llevado a un viaje a China a algunos que votarían en contra, pero si la modificación del artículo pedida por Sanz y algunos radicales se hubiera impuesto esa madrugada el proyecto hubiera vuelto a Diputados. Y en la Cámara baja los que estaban a favor no hubieran reunido dos tercios de votos para ratificarla.

Aquella madrugada, Daniel Filmus salió a la calle a buscar a militantes de la ley que acompañaban el debate, como ocurre hoy fuera del Congreso, los y las militantes entraron, hablaron con el senador radical y lo convencieron.

Filmus también es hoy uno de los firmantes y recuerda cuando, como candidato en Capital, disentía sobre el aborto con Martín Insaurralde, candidato en Provincia. Para saber qué hacer con la contradicción llamó a la entonces presidente y le pidió una reunión. "Yo no estoy de acuerdo. Néstor estaba de acuerdo. Máximo está de acuerdo, pero mi nuera no", fue la respuesta de la entonces jefa de Estado. De inmediato, liberó a Filmus: "¿Cómo no voy a aceptar que digas lo que te parezca?".

Cristina Kirchner (Amilcar Orfali)
Cristina Kirchner (Amilcar Orfali)

A partir de esa charla Filmus explicitó y defendió públicamente su postura a favor de la legalización del aborto.

En Diputados por ahora no alcanza el número de legisladores para garantizar la media sanción. Pero si como dice Victoria Donda el proyecto llega al recinto luego de los dictámenes favorables en cuatro comisiones, se abre un interrogante que se profundiza respecto del tratamiento en la Cámara alta, donde también las diferencias se registran en los interbloques.

Algunos, como Esteban Bullrich, tienen una posición inclaudicable en contra. Otros son permeables a los pedidos de la Iglesia. Y otros están abiertos a argumentos que han sostenido los ministros de Ciencia, Lino Barañao, y de Salud, Adolfo Rubinstein.

Ahora se abre, sorprendentemente, la posibilidad de que Cristina redoble la apuesta de Mauricio Macri y cambie su rechazo al aborto en sintonía con lo que se plantea en la sociedad. Incluso el año pasado, en campaña, CFK habló de su postura personal en contra, de un embarazo perdido y abrió una posibilidad al decir que durante su presidencia había creído que la sociedad no estaba madura para el debate necesario. Y dijo entonces que ella misma aprendía y cambiaba mucho a partir de lo que le enseñaba su hija Florencia.

En el Anexo C de Diputados, mientras cantan a favor de la ley, Mayra Mendoza plantea con firmeza que "quienes están en contra del aborto están a favor del aborto clandestino". No parece estar hablando sobre su "jefa"…

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos