José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Hugo Moyano. (NA)
José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Hugo Moyano. (NA)

La movilización convocada por el gremio de Camioneros para el próximo 21 de febrero asoma para el sindicalismo como un punto de no retorno. Con el correr de los días, Hugo Moyano fue perdiendo el apoyo de los principales referentes gremiales como, por ejemplo, el gastronómico Luis Barrionuevo. "Es una pelea personal que tiene Moyano con Macri después de que fueran socios en la Ciudad durante ocho años", planteó.

En este marco, el líder del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS), José Luis Lingeri, ratificó su distancia de Moyano: "Se definió hace tiempo (no participar de la marcha). Un sector de la CGT hemos acordado que era un tema reivindicativo pero particular. Es como si yo no hubiera cerrado paritarias y hubiera convocado a un paro. Yo apuesto al diálogo y la concertación", dijo.

Lingeri firma con Jorge Triaca el acuerdo paritario 2018
Lingeri firma con Jorge Triaca el acuerdo paritario 2018

"Si este país no encuentra una salida vamos a estar con el gatillo en la cabeza, pensando que cada gobierno que asume al otro día hay que sacarlo, creo que ese no es camino de la Argentina", señaló el referente gremial en radio Continental.

Lingeri, además, se refirió a las denuncias de Moyano sobre una persecución política, y consideró que "si un dirigente tiene problemas y evidentemente son comprobables, es la Justicia la que tiene que dirimir si este dirigente está en falta o no. Yo me sometería ante la Justicia".

El secretario general de Obras Sanitarias también criticó a Barrionuevo. "En el mismo sector de él, de Hugo, los que protagonizaron de la cumbre en Mar del Plata, hoy, uno de esos dirigentes, que fue promotor, que estuvo fogoneando este tema, ahora le dice 'bueno, arreglate solo'. Eso es más lamentable".

Por otro lado, y en declaraciones a radio La Red, calificó al gobierno de Cambiemos con un "7". "Hay que ajustar el tema económico, la inflación, el déficit fiscal y la deuda. Tienen tiempo para seguir corrigiendo las cosas, pero hay que escuchar; sentarse y escuchar a todos los sectores".

Ayer, el Gobierno junto a los representantes del gremio y de la apoderada de AySA, acordó un aumento salarial del 15% con cláusula de revisión dentro de nueve meses, a lo que se suma un 2,8% de la cláusula gatillo de 2017. El aumento será en dos tramos: el primero en mayo, del 7,5%, y el segundo en septiembre, también del 7,5%.

LEA MÁS