(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dio por superado el escándalo que tuvo con su empleada por la denuncia de trabajo en negro y, con el apoyo pleno de Mauricio Macri, regresará de lleno a las negociaciones salariales el lunes ante diferentes gremios.

Según confirmaron a Infobae allegados a Triaca, el ministro de Trabajo descansará con su familia en Chapadmalal hasta el domingo y el lunes volverá al ruedo político bajo una agenda cargada de temas conflictivos en lo laboral. El ministro ya tiene pautadas reuniones con los gremios de aceiteros, tintoreros, bancarios y empleados de comercio que son los sindicatos con los que tiene más avanzada la discusión salarial.

"Hemos dado por superado el inconveniente con Sandra Heredia y se llegó a un acuerdo indemnizatorio. Ahora hay que mirar hacia adelante y trabajar a fondo en un año que se viene complejo en cuanto al debate de paritarias y la reforma laboral", explicó un allegado a Triaca.

De esta manera, el ministro de Trabajo mostró que cuenta con el pleno respaldo de Macri para seguir en su puesto luego de que Sandra Heredia, la ex empleada de la familia del ministro de Trabajo lo denunciara por empleo en negro. El ministro acordó, por medio de su hermano Carlos, la desvinculación de la empleada doméstica por medio de un  acuerdo indemnizatorio.

De todas maneras, la decisión de Triaca de regresar a pleno el lunes a las negociaciones salariales es una muestra clara de que cuenta con el apoyo efectivo del gobierno. De hecho, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció la semana pasada que "no hay posibilidad alguna de que Triaca sea desvinculado de su cargo".

Ahora el ministro de Trabajo espera cerrar las paritarias alrededor del 15% que es la meta inflacionaria. De todas formas, como adelantó hoy Infobae, la idea es que no haya techo en las paritarias. "El 15% es una referencia, pero se va a aplicar la paritaria libre", dicen en Gobierno. 

Triaca se reúne el lunes con los gremios que más cerca están de cerrar las negociaciones salariales. En el gobierno creen que este hecho será una muestra clara de que Triaca resulta "una pieza fundamental" para el gobierno ya que tiene mucha llegada con los gremios y a la vez goza de la confianza de Macri. Por otra parte, en la Casa Rosada no quieren desprenderse de Triaca en estos momentos cuando hay un frente abierto con muchos gremialistas acusados por causas de corrupción como es el caso de Hugo y Pablo Moyano.