El juez federal Ernesto Kreplak, a cargo de la investigación por lavado de dinero por la cual fue detenido el empresario-sindicalista Marcelo Balcedo, ordenó hoy congelar las cuentas bancarias de los investigados en la causa y también del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME). También se ordenó la inhibición general de sus bienes.

De ese modo, las cuentas personales de Balcedo, detenido en Uruguay y de su segundo Mauricio Yebra, que se negó a declarar y qeudó detenido en la delegación La Plata de la Policía Federal, fueron congeladas para evitar que se realicen movimientos de fondos.

El juez dispuso la misma medida con los fondos del SOEME en el que Balcedo se desempeñaba como secretario general hasta el momento de su detención en Uruguay.

Según fuentes judiciales, el congelamiento de cuentas no se dirigirá solo a Balcedo y Yebra sino también a otras personas bajo investigación cuyos nombres no han trascendido hasta el momento.

El juez también pidió una serie de informes para tratar de individualizar los posibles bienes a embargar y que se identifiquen cuentas y cajas de seguridad en el Uruguay.

Por otro lado, la fiscal de Maldonado, Sabrina Flores, le ordenó a la Policía Aeronáutica de Uruguay que impida la salida del país del avión que alquilaba Balcedo y que estaba a punto de partir hoy para Curazao, Brasil. El avión se encuentra actualmente detenido en el Aeropuerto Internacional de Carrasco bajo custodia de la Policía Aeronáutica.

La aeronave en la que se desplazaba Balcedo tiene patente N619ML y es de la empresa Matrix Aviación. El sindicalista pagaba 105 mil dólares por mes de alquiler.

(JetPhotos)
(JetPhotos)