Aerolíneas Argentina informó que debido al quite de colaboración de algunos empleados de gremios aeronaúticos en el marco de la discusión paritaria con cinco sindicatos, la empresa decidió cancelar siete vuelos que debían unir Buenos Aires con Punta Cana, Barcelona y Miami.

"Por medidas gremiales fruto de la negociación paritaria, algunos de los vuelos internacionales de la empresa sufrirán cancelaciones y demoras", indicó la empresa en un comunicado.

"Esta medida afectará a más de 1.700 pasajeros, a quienes les pedimos profundas disculpas. Estamos trabajando intensamente para atenuar los efectos de las mencionadas acciones", añadió la línea de bandera.

En concreto, fueron cancelados los siguientes vuelos:

AR1324 a Punta Cana del 4 de noviembre a las 1:15 am;

AR1160 a Barcelona del 4 de noviembre a las 2:45 am;

AR1302 a Miami del 4 de noviembre a las 2:30 y a las 23:15;

– AR1303 desde Miami a Buenos Aires del 4 de noviembre, con hora de salida a las 9:30 am hora local; y del 5 de noviembre a las 8:30 am

– AR1325 de Punta Cana a Buenos Aires del 4 de noviembre, con hora de salida a las 10:15 am hora local.

Los gremios aeronáuticos concretaron el martes un paro de 24 horas que paralizó a todos los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral y afectó a unos 40.000 pasajeros que quedaron varados en aeropuertos de todo el país y del exterior, en reclamo de un aumento salarial del 26%, mientras que adelantaron que "probablemente la semana que viene haya conflictos" otra vez.

La medida de fuerza se hizo efectiva a partir de la medianoche del martes, afectando a casi 400 vuelos de las dos compañías estatales, aunque las primeras cancelaciones se dieron ya desde la tarde del lunes porque el gremio de los pilotos, APLA, decidió anticiparla ya que consideraron que los aviones no debían salir si el comandante iba a estar trabajando una vez que se iniciara la huelga.

El holding Aerolíneas Argentinas, conducido por Mario Dell'Acqua, ofrece un aumento salarial del 16%, en sintonía con las pretensiones del Gobierno para los incrementos salariales del año próximo, aunque con un bono extra treparía a un 20% no remunerativo. No obstante, los cinco gremios UPSA, APLA, UALA, APA y APTA, que representan al 95% de los operarios de las dos aerolíneas controladas por el Estado, rechazan por insuficiente el incremento ofrecido por Dell'Acqua y no se mueven del reclamo del 25,4%.

LEA MÁS