Las organizaciones sociales exigen participar del acto donde Mauricio Macri presentará una serie de reformas

mdinatale@infobae.com
Télam
Télam

No solo empresarios, sindicalistas, legisladores, jueces o gobernadores. También los referentes de las organizaciones sociales que dialogan con el Gobierno (Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) exigieron ser sumadas a la convocatoria de la Casa Rosada para participar del diálogo social que el próximo lunes inaugurará el presidente Mauricio Macri en el marco del anuncio de los lineamientos de una serie de reformas estructurales.

Según revelaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada y de los movimientos sociales, en las últimas horas hubo charlas informales entre ambos sectores para evaluar si el Gobierno está dispuesto a sumar a otros sectores para la reunión del lunes al mediodía en el Centro Cultural Kirchner. Hasta ahora no hubo respuesta al reclamo de las organizaciones sociales de sumarse a esa mesa de diálogo social. "Se trata de una convocatoria institucional donde no fueron invitados movimientos sociales ni ONG. Solo habrá jueces, legisladores, la CGT y los gobernadores", justificó un funcionario del Gobierno. En rigor, el Presidente ya giró las invitaciones a todos los gobernadores del país, a los ministros de la Corte Suprema, a los jefes de bloque de Diputados y Senadores oficialistas y opositores, al triunvirato de la CGT, a los líderes de cámaras empresariales y a la cúpula de la Iglesia católica. Hasta allí alcanza la invitación.

De esta manera, se descartó de plano, al menos por ahora, que dirigentes como Juan Carlos Alderete (CCC), Daniel Menéndez (Barrios de Pie) o Juan Grabois (CTEP) se sumen a la convocatoria el lunes en el Centro Cultural Kirchner donde Macri realizará los anuncios de las "reformas estructurales" que se vienen, como una nueva ley de responsabilidad fiscal, un nuevo régimen tributario y una reforma laboral, entre otras cosas.

En las últimas horas hubo un sondeo al vicejefe de Gabinete Mario Quintana de parte de las organizaciones sociales. La intención era saber si serán invitados. Quintana se mostró permeable al reclamo pero no dio una respuesta positiva.

La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley es la interlocutora del Gobierno con la CCC, Barrios de Pie y CTEP
La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley es la interlocutora del Gobierno con la CCC, Barrios de Pie y CTEP

Así, no hay invitación oficial girada hasta ahora para los movimientos sociales. Los dirigentes creen que esos sectores que forman parte de un amplio espectro social y que resultan gravitantes a la hora de fijar las políticas sociales del Gobierno deben estar presentes el lunes al mediodía en el Centro Cultural Kirchner cuando Macri lance su programa de nuevas reformas. Es que, entienden, allí hay varias iniciativas como la reforma fiscal para las provincias, la reforma laboral o un nuevo régimen tributario que afectará a los movimientos sociales directa o indirectamente.

"Los movimientos sociales deben participar de una reunión sobre la agenda económica y social de la Argentina", dijo a Infobae Daniel Menéndez de la agrupación Barrios de Pie. Este referente añadió: "Nos parece de vital importancia que las organizaciones sociales sean incluidas en la discusión que se llevará a cabo el próximo lunes junto a diferentes sectores económicos. El debate por la Emergencia Alimentaria debería ser uno de los ejes centrales", explicó.

En la charla informal que mantuvieron con el Gobierno en los últimos días, los dirigentes del Bloque Piquetero Nacional dejaron en claro que los movimientos sociales reafirman la importancia de que no queden por fuera de las discusiones ya que el 30% de los trabajadores se encuentran por fuera del mercado formal y las cifras de la indigencia han aumentado de manera alarmante en la provincia de Buenos Aires.
Necesitamos que las problemáticas de los humildes sean parte de la discusión y de las propuestas que se den la próxima semana. La existencia de dos millones de argentinos desocupados, y de más de un 40% de niños y niñas humildes con riesgo de malnutrición, son datos que demuestran la importancia de incluir esta agenda. Los movimientos sociales queremos expresar nuestra preocupación ante el rumbo de las políticas económicas y esperamos que se demuestre voluntad de llegar a consensos”, agregó Menéndez.
En este sentido, desde las organizaciones sociales creen que si la CGT y el resto de los gremios son convocados por el Presidente para discutir las políticas económicas que se vienen, no se puede excluir a referentes de movimientos sociales que también movilizan la economía formal o informal. Por el momento, en el Gobierno no hay indicio alguno de que los dirigentes serán llamados para el acto del lunes. Tampoco está claro aún qué medidas tomarán las organizaciones sociales si no son invitadas al Centro Cultural Kirchner.
MAS NOTICIAS

Te Recomendamos