Esteban Bullrich (Adrián Escandar)
Esteban Bullrich (Adrián Escandar)

Esteban Bullrich, el candidato a senador más votado en las elecciones de la provincia de Buenos Aires, tendrá en su currículum haber derrotado a la ex presidenta Cristina Kirchner en los últimos comicios. Pero para el ex ministro de Educación su triunfo "no representa un cheque en blanco, sino que marca que este (el que transita el gobierno nacional) es el camino a seguir", al tiempo que señaló que "sería un error de parte nuestra caer en la soberbia en la que han caído otros".

Además reveló que tras conocerse los resultados de la jornada electoral de ayer intentó comunicarse con sus rivales. "A Cristina Kirchner la llamé, pero no me atendió". Les escribí también a sus asistentes así que espero hoy, al final del día, poder comunicarme".

"En cada lugar se notó que hay la sensación de una transformación muy grande, que tiene mucho que ver con la obra pública pero mucho más que ver con lo que pasa en términos de las formas; hay entusiasmo por el cambio, por la lucha que se está dando", evaluó en diálogo con las radios La Red y Mitre.

En esta línea, expresó que situaciones como la detención del sindicalista Juan Pablo "Pata" Medina, ex titular de la UOCRA en la ciudad de La Plata, "fue un símbolo muy fuerte" previo a las elecciones, porque demostró que los funcionarios de la provincia "están cerca de los bonaerenes", y dijo que aunque en el conurbano "cuesta más llegar", en esa zona de la provincia "el cambio se empieza a ver".

Bullrich, que mantiene una diferencia de 4 puntos con relación a Cristina Kirchner, analizó además que "el conurbano necesita más creación de empleo, de progreso. Hay un camino que estaba en la agenda de una reforma impositiva para reducir impuestos, achicar el costo de la política, hacer un ajuste en la política. Ese es el camino que tenemos que seguir".

Con relación a la ex presidenta, expresó que realizó "una buena elección, es algo que se no se puede negar. Nosotros reconocemos este resultado, el triunfo de ayer no es un cheque en blanco, vamos a seguir construyendo consenso, y esperamos que se ordene la oposición para mejorar el diálogo".