(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Enviada especial a Mar del Plata. Con el compromiso de no revelar quién hizo cada sugerencia empresarios, sindicalistas, legisladores, candidatos, dirigentes, jueces y periodistas, almorzaron hoy en el piso 12 del Hotel Sheraton y sinceraron problemas y preocupaciones comunes sobre el financiamiento de la política: que el 80% de los aportes de campaña no están blanqueados fue admitido y compartido por la mayoría de los presentes que se comprometieron a plasmar lo charlado en un proyecto para presentar al Congreso de la Nación.

A instancias de IDEA, las organizaciones Cippec, Poder Ciudadano y el grupo RAP, que hace años vienen trabajando para impulsar regulaciones a la plata de las campañas políticas, presentaron un informe y abrieron el debate, rotativo y con dos minutos para cada presente, que no estuvo excento de algún cruce y chicana.

Entre los presentes estuvieron empresarios como Marcos Bulgheroni, Adrián Kaufmann (UIA), Cristiano Rattazzi y los banqueros Guillermo Stanley y Alejandro Stengel. Paticiparon también responsables de los procesos electorales del gobierno, como Adrián Pérez y Fernando Sánchez, del Ministerio del Interior, y el juez de la Cámara Electoral Alberto Dalla Vía, uno de los más acertivos a la hora de plantear los problemas. Por el sindicalismo, también bajo la lupa por el uso de fondos para la política, estuvieron Gerardo Martínez de la UOCRA (hoy se sumó al Coloquio de IDEA), Juan Carlos Schmid (de la CGT) y Antonio Caló que se retiró antes del fin del ligero almuerzo que frente a las costas del mar esta vez fue a base de pescado.

La lista de planteos es más o menos conocida desde hace muchos años y, aunque ha habido reformas políticas y varios proyectos en debate, nunca se terminar de abordar lo más oscuro y conflictivo.  En ese sentido, los planteos expuestos fueron desde el riesgo de que mafias y narcotráfico financien la política mientras se mantengan aportes en efectivo; cómo bajar los costos de las campañas, y cómo reducir las ventajas de los oficialismos para que la publicidad de gestión no termine convirtiéndose, sea cual sea el signo político, en propaganda de campaña. También hubo un pedido: volver a permitir los aportes de las personas jurídicas a las campañas que actualmente están prohibidos. Otros puntos neurálgicos más o menos acordados apuntan a publicitar en internet las donaciones, identificar donaciones anónimas y la creación de un organismo autárquico, que no dependa del Poder Ejecutivo para controlar los números nunca claros de todos los partidos políticos, casi sin distinción. De hecho se mencionó que sólo el 20% del dinero que financia campañas tiene un origen claramente comprobable e identificado, lo que por obvias razones, también es difícil de aseverar con absoluta certeza.

De la comida que duró casi dos horas, participaron también Margarita Stolbizer, candidata a senadora por 1País, única adversaria de Esteban Bullrich en los debates del Coloquio de IDEA, adonde hasta ahora sólo ha habido, exceptuando la mesa de jóvenes, funcionarios y candidatos de Cambiemos.