El gobernador Weretilneck junto al presidente Mauricio Macri.
El gobernador Weretilneck junto al presidente Mauricio Macri.

Finalmente, como anticipó Infobae, el partido Juntos Somos Río Negro bajó su lista de candidatos de cara a las próximas elecciones legislativas, lo que la oposición peronista interpretó como una maniobra del gobernador Alberto Weretilneck para beneficiar a Cambiemos.

"Teniendo en cuenta el panorama actual, que nos muestra una clara profundización de la polarización que se demostró en las PASO, hemos decidido no participar de la siguiente instancia electoral que se desarrollará el 22 de octubre", manifestó el partido provincial liderado por el gobernador mediante comunicado.

Juntos, que en las elecciones primarias de agosto obtuvo solo el 18,13%  de los votos frente al 19,27% de Cambiemos, que quedó segundo,  y el 40,77 del Frente para la Victoria, aseguró también que "dejar pasar un turno electoral no es abandonar la defensa" de sus ideales.

"Una mayoría importante de nuestra sociedad entendió que existen dos grandes proyectos nacionales enfrentados y que era importante decidir el voto dentro de ese marco. Esto restringió el espacio para la discusión de propuestas como la nuestra. Y nosotros no supimos convencer a los rionegrinos de que la discusión de fondo era otra", se excusaron desde Juntos Somos Río Negro.

A pesar de que el oficialismo local afirmó que los votantes de Juntos quedan en libertad de acción porque "nadie puede atribuirse la propiedad de un voto", el Frente para la Victoria interpretó la decisión como una maniobra tendiente a beneficiar a Cambiemos a partir de un acuerdo con la Casa Rosada.

La candidata a diputada por el FpV María Emilia Soria consideró la decisión como una "panquequeada" del mandatario, quien fuera cercano al líder del Frente Renovador, Sergio Massa. "Ya habíamos dicho que la lista del gobernador iba a ser funcional al Gobierno (Nacional), pero ahora directamente baja su lista. En Río Negro no sólo no se pueden pagarlos sueldos, sino que nos endeudamos", sostuvo a través de sus redes sociales.

Soria aseguró que ahora Weretilnek "va a apoyar al candidato de Cambiemos en detrimento del candidato del Frente Para la Victoria": "Esto es parte de la mala política. Ojalá que la gente vea lo mismo que nosotros", manifestó.

"Nosotros obtuvimos 42 puntos y Cambiemos 19, 20 puntos. Si se repite ese escenario (en octubre), la segunda banca sería para el Frente para la Victoria, pero quizás con esta jugada presionada por el Gobierno nacional…", deslizó Soria, dando a entender que el segundo diputado podría terminar siendo del bloque oficialista de Cambiemos.

En la misma línea, el intendente de General Roca y representante peronista Martín Soria, señaló: "No podemos aseverar si el gobierno nacional influyó en la decisión, pero si nos queda claro que (el presidente Mauricio) Macri y Weretilneck tienen un pacto y esto lo ratifica".

Sin embargo, el gobernador de Río Negro justificó la maniobra en declaraciones al diario Clarín y expresó que "carece de sentido participar de una disputa donde la influencia de lo nacional es tan fuerte".

"Con Cristina (Kirchner) en campaña, haciendo actos y hablando, creo que la polarización se va a hacer más fuerte y a nuestro partido, que es joven, no le conviene competir", añadió el Weretilneck.

Por su parte, el diputado de Cambiemos Sergio Wisky quiso despegarse de la decisión de Juntos de bajar su lista para octubre y advirtió que ello "no cambia en nada el trabajo para llevar el cambio a todos los rionegrinos".

Miguel Ángel Pichetto tiene una puja interna con los Soria.
Miguel Ángel Pichetto tiene una puja interna con los Soria.
María Emilia Soria y Martín Soria, hijos del fallecido ex gobernador de Río Negro.
María Emilia Soria y Martín Soria, hijos del fallecido ex gobernador de Río Negro.

Weretilneck proviene del Frente Grande y quedó al frente del poder de la provincia con la muerte del gobernador Carlos Soria, de quien era vice, luego de que el peronista fuera asesinado por su mujer, tras una noche fatídica de un primero de enero de 2012, tras celebrar Año Nuevo.

Aliado del Partido Justicialista, Weretilneck rompió con el kirchnerismo en 2013 y apoyó a Sergio Massa. En 2015, se impuso en los comicios a gobernador hace dos años al vencer al senador Miguel Angel Pichetto, y fue electo.

Sin embargo, los hermanos Soria mantienen una disputa interna en el peronismo local con Pichetto, de buena relación con el Gobierno, por lo que la elección influye en la redefinición de los liderazgos de la oposición. Martín Soria, intendente de la segunda ciudad rionegrina más importante después de Bairloche, apuesta a devolverle la gobernación al clan familiar en 2019, tras la victoria cómoda que logró su hermana en las PASO de agosto.

Para el kirchnerismo provincial, el retiro de la lista de Weretilneck está vinculada a la necesidad de financiamiento y endeudamiento externo, y para ello requiere del apoyo de Cambiemos. Weretilneck apuesta a revalidar su gestión en 2019 con el Plan Castello de obras públicas para los municipios con la emisión de bonos en dólares. La ley aprobada por la legislatura provincial en mayo llega a 580 millones de dólares, aunque el permiso inicial sería de 250 o 300 millones.

LEA MÁS