El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral (NA)
El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral (NA)

El juez federal de Rawson Gustavo Lleral elevó una serie de pedidos a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia en la causa por la desaparición de Santiago Maldonado, que incluye vehículos, computadoras, celulares, grabadores y el adelanto de viáticos, además de reclamar mayor cantidad de personal para su Juzgado.

En una nota elevada a la Cámara Federal, el magistrado también mencionó la dificultad en la que se encuentra para obtener alojamiento en Esquel por la gran cantidad de turistas que eligen esa ciudad durante esta época. Ayer se conoció que Lleral viajará esta semana a esa ciudad cordillerana, desde donde se abocará a la investigación durante 60 días.

A pesar de las dificultades para encontrar alojamiento, sostuvo que procurará trasladarse junto con su equipo "a la mayor brevedad posible para abordar la tarea encomendada", en alusión a la investigación de la desaparición del joven artesano al que vieron por última vez el 1 de agosto en un protesta mapuche en esa ciudad de Chubut.

Entrada a la Pu Lof, territorio mapuche donde se vio a Maldonado por última vez (foto Nicolás Stulberg)
Entrada a la Pu Lof, territorio mapuche donde se vio a Maldonado por última vez (foto Nicolás Stulberg)

Además, el juez requirió que "de manera inmediata se arbitren las medidas necesarias para notificar a la ART", teniendo en cuenta que viajará a la cordillera en su propio vehículo y en el de un empleado. El titular del Juzgado Federal N°2 de Rawson pidió cinco computadoras de escritorio, tres notebooks y dos impresoras multifunción, además de un scanner, cinco celulares corporativos, una filmadora, un proyector, dos grabadores de periodista digitales y útiles de oficina.

A poco de cumplirse dos meses de la desaparición del joven de 28 años, el juez reclamó agilizar "de manera inmediata" los trámites para un adelanto de viáticos para el equipo de trabajo y que se acondicionen las oficinas que utilizarán en el Juzgado de Esquel. También solicitó tener a disposición dos camionetas 4×4 y la habilitación de ocho cargos creados en el Juzgado para "paliar la orfandad de recursos humanos" mientras el equipo permanezca en Esquel.

Lleral leyó ayer a la mañana en su oficina de Rawson parte del expediente que suma 2.600 fojas y 250 horas de audiencias grabadas. El juez se hará cargo del caso Maldonado luego de que la semana pasada la Cámara Federal de Apelaciones aprobara la recusación del juez federal de Esquel, Guido Otranto.