(Reuters)
(Reuters)

El presidente Mauricio Macri aseguró que Venezuela debe ser "definitivamente suspendida del Mercosur" luego de las elecciones irregulares promovidas por el dictador Nicolás Maduro y tras el asesinato de más de 100 personas que se resisten a las violaciones a los derechos humanos.

"Es inaceptable lo que está sucediendo. Dejó de ser una democracia y se violan sistemáticamente los derechos humanos. Se está logrando consenso en América Latina y en todo el mundo para condenar al régimen chavista", aseguró el jefe de Estado durante una entrevista con radio Brisas de Mar del Plata. "Los venezolanos la están pasando muy mal. La vida de los ciudadanos ha perdido valor", agregó.

Entre otros temas, se refirió a la polémica generada en torno a la posibilidad de una reforma previsional. En ese sentido sostuvo que se convocó "a un consejo de notables" para que elaboren una propuesta sobre un nuevo sistema jubilatorio para "que sea más moderno y mejor para todos los argentinos".

Dijo que "esperan a que esa comisión entregue la propuesta para que el Congreso la analice" y que "todas las cosas que se quieran cambiar en el futuro, las tenemos que hacer con debate en el Congreso". Al respecto, dijo que "si los argentinos no los acompañan en las elecciones, seguirán sin tener mayoría, para lo cual el debate será de gran importancia para seguir creciendo".

Asimismo, el jefe de Estado habló de la lucha que están librando contra el narcotráfico y aseguró que "se está combatiendo en serio" contra ese flagelo. "Estamos entrando a los barrios, estamos yendo en serio contra el narcotráfico, trabajando en la provincia de Buenos Aires. Esto se resuelve trabajando en equipo", agregó.

En medio de la campaña, el mandatario dijo estar entusiasmado "porque la mayoría de los argentinos optó por el cambio". "Estuvimos cerca de ser como Venezuela y de terminar en una crisis como la de 2001. Pero es conmovedor ver el cambio. La rueda volvió a girar. Volvimos a crecer después de 6 años", resaltó.

"Esperemos el año que viene duplicar lo que estamos haciendo. Apostamos a trabajar con la verdad. Con transparencia y con manos limpias. Es duro, como reconocer la pobreza que teníamos. Nos dijeron que había menos pobres que en Alemania. Hoy sabemos cómo estamos", agregó. "En 18 meses no se corrigen tantos años de mentira y de esconder los problemas bajo la alfombra", criticó.