Jorge Lanata habló hoy desde Panamá de la tensa situación que le tocó vivir junto a un equipo del programa Periodismo Para Todos en Venezuela donde estuvieron ocho horas incomunicados, tras lo cual fueron deportados. El conductor relató que un miembro del servicio de inteligencia de ese país, con quien mantuvo una acalorada discusión, le dijo que "tuvieron suerte" de que los detuvieran en Migraciones.

"Fue mejor que nos detenga Migraciones y no Inteligencia", expresó Lanata y agregó que al embajador argentino en ese país "no lo dejaban verme". "Fue una cosa muy arbitraria. Recién cuando me subieron al avión pude ver al embajador", explicó.

Según el periodista, la situación "fue muy molesta" por la incertidumbre que vivió junto a sus compañeros. "Nos dieron un papel que decía que estábamos inadmitidos , pero no nos dio ningún argumento. Imaginate el nivel de ridiculez que tenían. Les pregunté si estaba detenido: no; si podía salir: no", manifestó en diálogo con su equipo de Radio Mitre.

Y añadió: "Negaban que estuviéramos detenidos formalmente. Pero en un momento Martina (Perdiguero) tuvo que pedir permiso para ir a comprar una gaseosa y la siguieron tres policías", señaló.

Además, comparó la situación que vivió ayer con el episodio de 2012, cuando tampoco pudo ingresar al país caribeño y dijo que "aquella vez yo pensé que nos quedábamos, hoy no".

En este sentido, también diferenció el rol de la Embajada argentina. "En ese momento la Embajada me dijo 'manden un correo' y ahora (Eduardo) Porreti se movió", advirtió.

Sobre el motivo de su visita al país caribeño, indicó que "iba a tener una reunión con el cónsul en la embajada. Iba un día, no iba a hacer una nota. No iba a pedir la visa".

En tanto, en las próximas horas Lanata viajará a Colombia para mostrar el "éxodo de los venezolanos que van a comprar comida o a escapar de una guerra que tiene un solo bando". Aún no está confirmado que vuelva el domingo para conducir su programa por Canal Trece.