Jorge Faurie, canciller argentino
Jorge Faurie, canciller argentino

Mañana comienza la Cumbre del Mercosur en la provincia de Mendoza con varios temas en su agenda entre los que se incluye la crisis institucional que atraviesa Venezuela. El canciller argentino Jorge Faurie anticipó que podría anunciar nuevas sanciones contra el régimen militar de Nicolás Maduro.

"Nosotros estamos convencidos de la necesidad desde el Mercosur de llamar la atención sobre la situación que está pasando Venezuela; tenemos una enorme preocupación", admitió el diplomático, antes de ingresar a un desayuno con el resto de los cancilleres de los páises miembros del bloque.

Faurie aseguró que hay gran expectativa en que desde el Mercosur "podamos hacer un llamado a Venezuela y a las autoridades para recuperar una plena democracia, un pleno respeto de los derechos humano, finalizar con las detenciones arbitrarias y terminar con los presos políticos que es una tragedia para América Latina".

En declaraciones a Radio Mitre, el Canciller argentino alertó también por la convocatoria a la Asamblea Constituyente: "Será un factos de alteración social y división aún más profunda entre los sectores. Estamos preocupadísimos".

"Lo importante es que hay un acuerdo regional donde los pares le estamos señalando a Venezuela que no está respetando la vida en democracia y está afecta a su propia población", agregó.

En este sentido, Faurie anticipó la posibilidad de anunciar nuevas sanciones contra el régimen de Maduro. "El Mercosur ya tiene suspendido a Venezuela por no incorporar disposiciones comunes que todos los países tiene que seguir. Acá hay una sanción pendiente que podría ser por el lado de la exclusión desde el punto de vista de la participación en los órganos del Mercosur", señaló.

Los cancilleres avanzarán hoy en el texto de la declaración final.

Además de la crisis venezolana, los presidentes Mauricio Macri, Michel Termer (Brasil), Horacio Cartes (Paraguay), Tabaré Vázquez (Uruguay), Evo Morales (Bolivia) y Michelle Bachelet (Chile), tratarán los avances sobre el posible acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea y con la Alianza del Pacífico. El eje principal será el traspaso de la presidencia pro tempore de la Argentina a Brasil.