El fiscal Rívolo rechazó la excarcelación del contador de los Kirchner

La definición sobre la situación de Víctor Manzanares quedó ahora en manos del juez Claudio Bonadio

Víctor Manzanares, un contador que asesoró a Néstor y Cristina Kirchner, fue detenido ayer en su estudio de Río Gallegos por orden del juez federal Claudio Bonadio (Télam)
Víctor Manzanares, un contador que asesoró a Néstor y Cristina Kirchner, fue detenido ayer en su estudio de Río Gallegos por orden del juez federal Claudio Bonadio (Télam)

El fiscal Carlos Rívolo dictaminó hoy que se rechace el pedido de excarcelación presentado por la defensa del contador Víctor Manzanares. Ahora la definición quedó en manos del juez Claudio Bonadio.

Para el fiscal, las maniobras realizadas por Manzanares, probadas a partir de una carta enviada a uno de los inquilinos de los Kirchner, "configuran circunstancias objetivas que permiten tener por configurados los peligros procesales que justifican su encierro". 

Rívolo destacó en su dictamen, al que accedió Infobae, que únicamente los interventores pueden gestionar los alquileres de los inmuebles que forman parte de la sucesión de Néstor Kirchner, y que Manzanares conoce esa situación por su calidad de contador y de procesado en la causa.

La detención del histórico contador de la familia Kirchner generó un enorme revuelo y volvió a poner en el centro de la escena la causa "Los Sauces", donde se investiga a la expresidente por lavado de dinero. La decisión fue adoptada porque el juez Claudio Bonadio entendió que Víctor Manzanares entorpecía la investigación.

"Para que alguien vaya preso tiene que haber entorpecimiento de la investigación o peligro de fuga; ninguno de los dos casos se da con Manzanares, que está a derecho, el año pasado recibió tres allanamientos y siempre colaboró", destacó Carlos Beraldi, su abogado defensor en declaraciones a Luis Novaresio por radio La Red.

"Presenté un pedido de excarcelación que se debe resolver hoy; si es favorable, bien; si no, interpondré un recurso de apelación", advirtió el asesor letrado que también representa a Cristina Kirchner.

Manzanares es el hombre que la familia Kirchner designó como profesional para administrar sus estados contables. Una de sus tareas era ordenar las cuentas de la inmobiliaria vinculada a "Los Sauces SA", entre otras propiedades y activos.

En el marco de la causa, Bonadio consideró que hubo "desvío de fondos" pertenecientes a la inmobiliaria de la ex presidente que se encontraban embargados y bajo intervención judicial desde diciembre de 2016, medida "que se buscó eludir" a través de la labor profesional de Manzanares.

De acuerdo con la instrucción judicial, la orden de detención se instrumentó cuando la interventora judicial de la "Sucesión Néstor Carlos Kirchner" y del "Condominio Máximo y Florencia Kirchner SH" le mostró a Bonadio una serie de cartas que les llegaron a los inquilinos de las propiedades que no eran de la sociedad Los Sauces, pero que pertenecían al condominio creado luego de la muerte de Néstor Kirchner, como parte del proceso de herencia.

En las misivas, Manzanares les indicaba que debían depositar los pagos de alquileres adeudados en la cuenta de Carlos Sancho, ex gobernador de Santa Cruz, y otro de los históricos socios de la familia Kirchner junto a Osvaldo "Bochi" Sanfelice. Para el magistrado, este pedido basta como para configurarse una maniobra de "obstrucción de la Justicia" y por este motivo ordenó la detención del profesional.

Carlos Beraldi rechazó que hubiera un "desvío de fondos" y se mostró en desacuerdo con que los bienes vinculados a la sucesión tuvieran que ver con lo embargado en el marco de la causa "Los Sauces SA".

LEA MÁS

Detuvieron a Víctor Manzanares, el histórico contador de los Kirchner

Quién es Víctor Manzanares, el contador de la familia Kirchner que fue detenido

Víctor Manzanares será alojado en la misma cárcel que Ricardo Jaime, Lázaro Báez y José López

Qué se investiga en la causa "Los Sauces"

“Son inmuebles que existen en el patrimonio de Néstor Kirchner, incluso algunos fueron comprados antes de que fuera intendente. Se trata de (propiedades vinculadas a) un proceso de sucesión que duró tres años, hasta que terminó y pasaron a estar en cabeza de los herederos este año. Sobre esos bienes no había ninguna medida cautelar”, explicó el abogado.

En su opinión, Beraldi asoció la orden de detención del juez Bonadio a una "persecución política" vinculada a la campaña electoral.

"El juez se declaró incompetente hace tres meses. Las intervenciones empezaron en diciembre y se volvieron a establecer a fines de mayo. Dos días después del inicio de la campaña, se dispone de esta medida. No somos ingenuos para dar cuenta de la intencionalidad de todo esto", afirmó el letrado.

"No hay razonamiento jurídico en la causa, ninguno de los dos elementos que justifican una medida cautelar para detener a alguien están presentes", señaló Beraldi, quien consideró que Bonadio, antes de pedir la detención, podía haber realizado otros requerimientos como intimaciones si el objetivo era preservar el patrimonio investigado.

"El juez nunca falló con el Código Penal, por eso tuvo en 20 años una increíble cantidad de pedidos de juicio político. Es un juez arbitrario que no tiene ningún apego a la ley", concluyó.

En la causa "Los Sauces SA" hay un total de 21 procesados, entre ellos Cristina Kirchner, Máximo y Florencia Kirchner, Romina Mercado, hija de la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner; y los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López.

A todos se los acusa de integrar una asociación ilícita por la cual los empresarios López y Báez, ambos beneficiados con obra pública durante el kirchnerismo, pagaron sumas millonarias a la firma inmobiliaria que pertenece al patrimonio familiar de los Kirchner.

 
TE PUEDE INTERESAR