Mauricio Macri y Lilian Tintori. El presidente recibió a la esposa de Leopoldo López en la Casa Rosada
Mauricio Macri y Lilian Tintori. El presidente recibió a la esposa de Leopoldo López en la Casa Rosada

El líder opositor venezolano Leopoldo López abandonó esta madrugada la cárcel y pasó a estar en situación de "arresto domiciliario". La medida -que en Venezuela se conoce como "casa por cárcel"- coincide con los 3 meses de protestas contra el régimen militar de Nicolás Maduro, en las que ya murieron más de 100 personas.

La noticia comenzó a recorrer el planeta. Varios líderes mundiales destacaron la decisión. Entre ellos, el presidente Mauricio Macri, quien en muchas oportunidades aseguró que "en Venezuela no se respetan los derechos humanos".

Macri no solo manifestó su alegría por Lópes y su familia, también reclamó por el resto de los detenidos en las mismas condiciones: "Esperamos que pronto los demás presos políticos puedan hacer lo mismo".

Otro de los mandatarios que destacó la noticia fue, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español. En este sentido afirmó: "Feliz de que Leopoldo López haya vuelto a casa con Lilian Tintori y sus hijos. Me alegro también por sus padres".

En tanto, el ex candidato presidencial y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, manifestó: "Nos da gran alegría que Leopoldo López esté en su casa con su familia. Tiene que darse la libertad plena como a todos los presos políticos".

López, líder del partido Voluntad Popular, fue condenado por la justicia chavista a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de cárcel a cumplir en la prisión militar de Ramo Verde. La jueza Susana Barreiros lo consideró culpable de participar e instigar las manifestaciones de 2014, que provocaron la muerte de 43 personas.