Después de 10 años de estar fuera de juego por un accidente, el emblemático rompehielos ARA Almirante Irizar volvió a navegar en aguas profundas con una salida histórica que significó el regreso de este gigante buque argentino a la campaña antártica del próximo verano.

El Irizar realiza este martes a la tarde una prueba en aguas profundas desde el puerto de Buenos Aires al Puerto Belgrano y en medio de ello se realizarán también los ejercicios de operaciones con los helicópteros Sea King que acompañarán al buque rompehielos.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas del Ministerio de Defensa, la intención del Gobierno es que el Irizar pueda empezar a hacer pruebas en altamar para que entre septiembre y octubre realice algunas pruebas en hielo con la firme intención de encabezar la campaña antártica hacia fines de este año.

La prueba en mar abierto constituye un hito histórico para la Armada argentina si se tiene en cuenta que el martes 10 de abril de 2007 el Irizar sufrió un incendio en la sala de generadores cuando se hallaba a 140 millas náuticas (260 km) de Puerto Madryn con 241 tripulantes a bordo.

Desde ese entonces, el gobierno de Cristina Kirchner sometió al Irizar a un largo y costoso reparo que generó muchas polémicas. Se estima que el Estado gastó más de 400 millones de pesos en la reparación del Irizar y hubo desperfectos en el medio. Ante la falta de un rompehielos las campañas antárticas se realizaron con el alquiler de diferentes buques. Hubo contratos polémicos de buques rompehielos a diferentes países. En 2015 la campaña antártica tuvo un costo de 25 millones de dólares por el alquiler de buques y entre el año pasado y este se habrán destinado 24 millones de dólares para la campaña antártica, según revelaron a Infobae fuentes de la Armada.

La salida a mar abierto del Irizar forma parte de un plan para que el buque vuelva a incursionar en la Antártida. A la vez, en el plan de navegación a puerto Belgrano el Irizar hará operaciones conjuntas con los helicópteros UH-3H Sea King que reemplazarán a los perdidos en el incendio del rompehielos Irizar de 2007.

Los helicópteros fueron recorridos en las instalaciones que el Comando de Sistemas Aéreos Navales (NAVAIR) de la Armada de los Estados Unidos de América (US Navy) posee en la Base Aeronaval de Patuxent River, estado de Maryland.

Por otra parte, se contempla en el Ministerio de Defensa la compra de un buque logístico usado a Alemania, Polonia, Rusia o Sudáfrica. Aún no está definido el comprador. El buque servirá para dar apoyo al Irizar. También hay un plan futuro para la construcción de un buque polar logístico diseñado por Finlandia. Se trata de un proyecto a tres años que tendrá un costo de USD 170 millones y este buque podrá hacer tareas de la campaña antártica que ahora retomará el Irizar.

LEA MÁS