Se profundiza el conflicto entre los docentes y la gobernadora Kirchner.
Se profundiza el conflicto entre los docentes y la gobernadora Kirchner.

El paro docente en la provincia de Santa Cruz lleva casi tres meses. Cuando parecía que ocurriría algún avance tras la ayuda financiera prometida por Nación, la negociación paritaria con los maestros volvió a fracasar ayer, al concluir una nueva audiencia sin novedades que permitan destrabar el conflicto.

Los gremios docentes se juntaron el martes en una reunión con las autoridades educativas de Santa Cruz, donde ninguna de las partes cedió. Por el lado del Estado, los funcionarios reiteraron a los sindicatos que levanten la huelga, pero no formularon ninguna oferta superadora al escueto 3% de incremento salarial presentada en marzo pasado. Los sindicatos, por su parte, insistieron en su pedido de recomposición del poder adquisitivo y mantuvieron su voluntad de sostener las medidas de fuerza.

"Siguen dando vueltas, no quieren hablar de salarios y pretenden negociar el levantamiento del paro con los fondos que manda Nación para pagar lo que ellos nunca debieron dejar de pagar: los sueldos", señaló el secretario general de Adosac, Pedro Cormack, en conferencia de prensa. "Lo que está haciendo el gobierno provincial es tratar de legitimar el congelamiento salarial para los trabajadores", denunció.

El lunes pasado, los gremios docentes de Santa Cruz se reunieron con el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, con el objetivo de destrabar el atraso salarial. El titular de la cartera educativa ya se había reunido por separado con funcionarios provinciales para destrabar un adelanto financiero que descomprima el rojo fiscal y el conflicto con los educadores.

Según consta en actas oficiales, esa ayuda de Nación consistió en un aumento de las transferencias educativas de 200 a 400 millones de pesos. Sin embargo, la gestión de Alicia Kirchner, hasta ahora, anunció que ese dinero se utilizará para efectuar los pagos de los sueldos en tiempo y forma, luego de meses en que se hicieron depósitos de manera desdoblada y con retrasos.

"Resulta violento que, a pesar de las gestiones por parte de los sindicatos que son de público conocimiento con Nación, y un inicio de un posible acercamiento, decida acrecentar la conflictividad", plantearon los dirigentes gremiales ante la cartera laboral.

Por su lado, el gobierno santacruceño condicionó "evaluar una recomposición salarial sostenible" si los sindicatos de maestros disponen de un "imprescindible el cese de las medidas de fuerza" en pos de que continúen las reuniones paritarias.

"Estamos peleando por aspectos totalmente justos", afirmó Cormack. "Lo que menos quiere el gobierno es que haya clases, lo único que le interesa es confrontar y no encontrar ninguna posibilidad de solucionar", concluyó. Hoy se reúnen los secretarios generales de los sindicatos estatales de toda la provincia y analizarán el plan de lucha. En su conjunto, trabajadores estatales, judiciales y jubilados están enfrentados con Alicia Kirchner por cuestiones salariales.

LEA MÁS: