Ni siquiera necesitó estar en Buenos Aires para volver a ser protagonista. Desde Brasil -llegó por estas horas después de una semana de descanso en una de las playas recónditas del país vecino-, Elisa Carrió fue noticia. El viernes por la noche, habló por teléfono con Mario Quintana, el poderoso secretario de Coordinación Interministerial y uno de sus nexos más sólidos con la Casa Rosada. Entre los dos definieron el pase de Fernando Sánchez a la Jefatura de Gabinete, que se gestaba desde hacía un tiempo y que se hará efectivo en los próximos meses. Si el diputado aún no dejó su banca fue porque "Lilita" había querido retenerlo en el Congreso. Quintana pedía por él desde hacía rato.

El cierre de listas del macrismo, que en las últimas horas se terminó de dilucidar sin mayores sorpresas, posicionó a Carrió como una de las ganadoras de la jornada, tras un año y medio de tironeos con la Casa Rosada. Según los cálculos oficialistas, la líder de la Coalición Cívica y socia de Mauricio Macri podría duplicar su bloque en el Congreso a partir del 10 de diciembre próximo: pasaría de cinco a diez diputados.

El bloque de la Coalición Cívica está compuesto hoy por Cecilia Orieta Vera González -de Catamarca-, Leonor María Martínez Villada -de Córdoba-, que tienen mandato hasta 2019, y por Alicia Terada -de Chaco-, que buscará renovar su banca en octubre, además de Carrió y Sánchez. "Lilita", que encabeza la boleta del macrismo en la ciudad de Buenos Aires, renovará su banca. Terada, que secunda a Aída Ayala -secretaria de Asuntos Municipales- en la nómina oficialista en Chaco, podría hacer lo propio, aunque en la elección en aquella provincia el panorama para Cambiemos es aún incierto: se renuevan solo cuatro bancas.

Los cinco candidatos que la líder de la CC logró incluir en las listas porteña y bonaerense entrarán al Congreso a partir de diciembre: Paula Oliveto y Juan Manuel López -íntimo asesor de la diputada- en la ciudad de Buenos Aires, y Héctor "Toti" Flores, Marcela Campagnoli y Javier Campos en la provincia de Buenos Aires. La otra postulante, Lucila Lehmann, es la tercera candidata a diputada en Santa Fe -provincia que sí tendrá PASO-, en la lista encabezada por Albor Cantard. El cálculo de la Casa Rosada es que Lehmann, de extrema confianza de "Lilita", entraría al Parlamento con una elección de 30 puntos. Los números que manejan desde el macrismo andan por ahí. De todos modos, el bloque de la Coalición Cívica engordará inexorablemente en cualquier escenario.

Durante este año, Carrió amagó en varias oportunidades con implosionar la coalición gobernante. Primero disparó a la gobernadora María Eugenia Vidal, de quien dijo que no la quería en la disputa bonaerense, a pesar de resaltar su figura. Después fue contra la subjefa de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Silvia Majdalani, a quien acusó por supuesto espionaje. Y volvió a caerle al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. La última apuntó directamente contra Mauricio Macri, hace poco más de un mes: dijo que no la defendía, que el Gobierno encubría al ex ministro Julio De Vido y pidió mayor compromiso oficial para dilucidar el escándalo Odebrecht. Tras todos esos cortocircuitos, "Lilita" volvió a mostrar sólida su alianza con la Casa Rosada. Aprieta y luego afloja.

Sin embargo, el cierre de listas de la ciudad de Buenos Aires, inmejorable para Carrió, producto en gran parte de la estrechísima relación que tejió durante el último año con Horacio Rodríguez Larreta, le dejará a la diputada un sabor agridulce por estas horas. "Lilita" deberá compartir la campaña con Paola Michelotto y con Cristina García, dos dirigentes del entorno de Ritondo que fueron incluidas como postulantes a legisladoras de "Vamos Juntos" por su cercanía con el ministro bonaerense. La líder de la CC también lleva en su lista a Ariel Álvarez Palma, jefe de Gabinete del ministro Martín Ocampo, del riñón de Daniel Angelici, otro de los enemigos internos de la diputada.

A pesar de los chispazos, Carrió y Macri afianzaron su acuerdo político en este último año y medio. Para ese acercamiento, impensado hace algunos años, Campos fue clave. Íntimo de "Lilita", es vecino de "Los Abrojos", la quinta familiar de los Macri en Los Polvorines, en el Gran Buenos Aires. Campos, octavo en la lista de candidatos bonaerenses de Cambiemos, fue uno de los primeros nexos entre el Presidente y la líder de la CC. Empresario agropecuario, Campos comparte directorio en la sociedad Tambo Nuevo con Javier Hernán Medín, ex integrante de la comisión normalizadora de la AFA, directivo de Boca Juniors y muy cercano a Macri.