(Télam)
(Télam)

El Gobierno ultima los detalles del decreto para modificar la ley de Migraciones y endurecer los controles en los accesos al país de los extranjeros con antecedentes penales; y que también introducirá un trámite exprés para la expulsión de aquellos que cometan delitos en suelo argentino.

Según explicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la implementación de estos controles es algo "simple". "Aquel que tenga antecedentes de delitos federales, como trata, narcotráfico, no va a poder entrar, y toda persona extranjera que cometa un delito tendrá un trámite rápido de expulsión. Es decir, cuando una persona quiera pedir una residencia temporaria o permanente lo tiene que hacer con un certificado de antecedentes, si en ese certificado hay antecedentes no se la va a recibir".

Para la funcionaria es necesario "ordenar las relaciones con Paraguay, Bolivia y Perú" porque -señaló- el 33% de los presos por narcotráfico son extranjeros. Además, indicó en radio La Red: "La concentración de extranjeros que cometen delitos de narcotráfico es la preocupación en nuestro país".

En este sentido, Bullrich afirmó que al país "vienen ciudadanos paraguayos y peruanos, que se terminan matando por el control de la droga", al tiempo que reconoció que, a pesar de las medidas que se están analizando "habrá una parte que se nos va a escapar". "El 90% ingresa con algún tipo de control; nosotros tenemos un tránsito de 10 millones de personas en las fronteras".

RÉGIMEN PENAL JUVENIL

Bullrich, por otro lado, destacó que se discuta la baja de la edad de imputabilidad: "Hoy no hay relación entre el delito cometido y la sanción infligida por ese delito, el concepto que le queda es que todo vale". "Un menor que mata, asesina, roba o comete un ilícito cree que no hay consecuencia".

"Es una deuda que tiene muchos años, se discutirá durante todo el año y la terminaremos votando", finalizó.

LEA MÁS