El escritorio más importante de Aerolíneas Argentinas estuvo vacío durante poco tiempo. Isela Costantini se alejó del macrismo. Y, para explicar qué sucedió, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, admitió que la ex CEO de General Motors dejó el puesto tras una "discusión" por un recorte presupuestario.

"La salida de Isela fue un acuerdo. Armamos un equipo para cumplir un plan y se cumplió", dijo Dietrich para explicar la ruptura con Costantini.

"Cerrar el presupuesto de Aerolíneas no fue fácil", reconoció el ministro. En este sentido, agregó: "Este año tuve que recortar 10 mil millones de pesos de presupuesto del Ministerio de Transporte. Eso genera discusiones".

Cerrar el presupuesto de Aerolíneas no fue fácil

Así, entró en la escena principal de la política argentina Mario Dell'Acqua que -cuando comenzó la gestión macrista en el Poder Ejecutivo- había sido designado al frente de la firma Intercargo. Ahora reemplazará a Costantini.

Durante la noche de este jueves se viralizó un audio del funcionario. Se puede escuchar cuando admite que poco sabe sobre vuelos, aviones, rutas internacionales y prevención de tragedias aéreas. Fue una confesión breve. De pocas palabras.

Aparentemente, ante un grupo de más de cien gerentes de diferentes firmas vinculadas con Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua dijo: “Verlos a todos ustedes es una gran responsabilidad. No conozco nada del mercado de una compañía aérea”.

Además, habló brevemente de su nombramiento anterior. Hasta este martes, fue presidente en la empresa estatal Intercargo, que presta servicio en tierra a las compañías aéreas. “Estuve un año allí. Lo único que conozco es algo de rampas”, agregó en el polémico audio.

Luego, concluyó: “Les pido que me ayuden a entender. Soy una persona directa”.

Antes de llegar a Intercargo, Dell’Acqua -ingeniero de 62 años- se desempeñó como director de Proyectos en Techint, empresa a la que ingresó en 1979. Es egresado del Liceo Naval Almirante Brown, estudió en Harvard y en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Casado, y con cuatro hijos, Dell’Acqua tuvo a su cargo la gestión del servicio ARBUS, donde -aseguran desde el Gobierno- logró reducir el déficit operacional en 70 por ciento.