marcha cientificos conicet 1920

Trabajadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), gremios universitarios y centros de estudiantes encabezan hoy un protesta nacional contra el recorte del 60% de las vacantes para ingresar a la carrera de investigador. La medida de fuerza tiene como epicentro el barrio porteño de Palermo, en las inmediaciones donde están ubicados las instalaciones del polo científico-tecnológico y el ministerio a cargo del área.

Desde las 10 de la mañana, un nutrido grupo de manifestantes encabezados por la agrupación "Jóvenes Científicos Precarizadxs", sindicatos docentes como AGD-UBA, Conadu Histórica, y organizaciones estudiantiles nucleadas en la FUBA, bloqueó el tránsito de las calles Santa Fe y Godoy Cruz, en repudio al achique presupuestario del área y la supresión de líneas de financiamiento para investigar. La convocatoria fue impulsada con motivo de la sesión que desarrollará el directorio del Conicet, en la que se prevé que se oficialice el ajuste.

Más tarde, a partir de las 16, los trabajadores de ATE-Conicet y agrupaciones científicas se trasladarán de la zona donde circula el Metrobús hasta la zona del polo tecnológico para concentrar en la sede del ministerio que conduce Lino Barañao.

La lista de los reclamos de los investigadores y becarios incluye desde la manutención del presupuesto de Ciencia y Técnica, el cese de los 400 despidos en el consejo de investigaciones oficial y el pago del aguinaldo y un bono de fin de año.

Las manifestaciones se replicarán en otras provincias y puntos centricos en distintas localidades del país, como Santa Fe, Neuquén, Córdoba y Jujuy, o la capital bonaerense de La Plata.

LEA MÁS:

Las ramificaciones de la protesta traspasará incluso las fronteras nacionales y llegará a París, donde un delegación de investigadores y estudiantes doctorales que están cursando sus estudios concentrará frente a la embajada argentina, bajo la consigna "No al ajuste en Ciencia, Tecnología y Universidad".

Los recortes

Según datos oficiales, en 2017 ingresarán 385 personas en la carrera de investigador,más otras 70 que provienen del exterior, alcanzando un número total de 455 vacantes, a los que se suma el ingreso de 298 técnicos de la carrera de personal de apoyo. En comparación con el año anterior, se habían incorporado 930 investigadores, por eso los científicos plantean que el ajuste implementado alcanza los 400 despidos.

La semana pasada, el ministro Barañao, que proviene de la gestión kirchnerista, justificó el achique en los ingresos a la carrera de investigador al afirmar que ese volumen de nuevas incorporaciones "estaba fuera de lo normal, por ser muy alto", y que "no era un número habitual en los años anteriores". Es más, llegó a plantear que la cantidad de vacantes que fueron administradas en su gestión fueron llevadas adelante "sin ningún criterio" y respaldo presupuestario.

"No hay ningún país que con un 30 por ciento de pobreza, esté aumentando el número de investigadores como lo está haciendo la Argentina", planteó el titular de la cartera de Ciencia y Técnica.

Frente a estas declaraciones, los científicos y becarios del Conicet se declararon en estado de alerta y buscan bloquear el ajuste.