El velero de “La Sanmartiniana” regresó al país después de estar un año en las Islas Malvinas
El velero de “La Sanmartiniana” regresó al país después de estar un año en las Islas Malvinas

El velero argentino "La Sanmartiniana", embarcación que militantes de La Cámpora utilizaron para difundir el mensaje del gobierno de Cristina Kirchner en diferentes puertos, atracó este lunes en la provincia de Santa Cruz luego de estar un año varado en las Islas Malvinas.

La embarcación llegó a primera hora a Puerto Deseado luego de haber partido el 27 de noviembre de Puerto Argentino. En el lugar la esperaban un grupo de militantes y autoridades políticas locales.

"La Sanmartiniana", que había salido de Ushuaia en septiembre de 2015, tenía una tripulación conformada por miembros de La Cámpora. En su viaje fue azotada por una tormenta y sus ocupantes optaron por abandonarla cuando recibieron ayuda de un pesquero argentino.

El velero quedó a la deriva y fue encontrada, semanas después, por un barco pesquero británico, que la entregó a las autoridades de las Islas Malvinas. Desde ese momento, se realizaron gestiones para que el barco regresara a la Argentina.

El velero estuvo poco más de un año amarrado en Puerto Argentino; las tratativas para su vuelta al continente no fueron sencillas. Se barajaron varias alternativas, entre ellas ejercer el derecho al cobro del seguro y que sea este quien se ocupe del regreso, pero ello no fue posible en virtud que quedó demostrado que la nave fue abandonada por impericia de la tripulación incluido su capitán.

Las autoridades de la isla, decidieron a modo de contribución no formular cargos por las tareas de rescate que tuvieron que efectuar para abordar el barco y conducirlo a muelle, obligando si al pago de la estadía en muelle por todo un año. El valor estimado de ese gasto asciende a 10.000 dólares.

Fueron necesarias diversas tareas de reparación imprescindibles para su vuelta al continente y quedó bajo control técnico de la Prefectura Naval. La embarcación no podrá zarpar sin que se realicen todas las reparaciones necesarias, las que incluirán la salida de la embarcación a tierra firme para inspeccionar entre otras cosas el estado de su casco.