Cristina Kirchner está en Comodoro Py para declarar como testigo en la causa AMIA

(Télam)
(Télam)

Cristina Elisabet Kirchner declara hoy como testigo en el juicio oral por el encubrimiento y las irregularidades en la investigación del atentado en la AMIA. La convocó el Tribunal Oral Federal 2, que interviene en el juicio por el presunto encubrimiento del ataque contra la mutual judía que -el 18 de julio de 1994- causó la muerte de 85 personas. 

El testimonio de la ex jefa de Estado había sido solicitado por la mayoría de las querellas que intervienen en el proceso judicial y por la Unidad Fiscal de Investigación (UFI-AMIA), ya que la ex presidente integró la comisión parlamentaria bicameral que colaboró con la investigación del atentado.

El Tribunal Oral Federal 2, integrado por los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel, notificó a Cristina Kirchner de la citación cuando se presentó en el juzgado de Claudio Bonadio para cumplir con un trámite en la causa de dólar futuro.

La citación es porque la ex presidente integró la Comisión Bicameral del Congreso de la Nación que investigó el atentado

La ex presidente llegó a las 10 a Comodoro Py. Por el momento es la única testigo prevista para este día.

Cristina Kirchner debe estar presente en la declaración y no hacerla por escrito, una prerrogativa que sí hubiese tenido si declaraba cuando era Presidente, porque así lo permite el Código Procesal Penal. Como testigo, la ex presidente podrá ser interrogada por todas las partes del juicio: los propios jueces, la Fiscalía, las cinco querellas y las defensas de los 13 acusados.

(AFP)
(AFP)
(AFP)
(AFP)

La citación es porque la ex presidente integró la Comisión Bicameral del Congreso de la Nación que investigó el atentado. En ese rol, Cristina Kirchner emitió una opinión en disidencia en la que criticó la investigación del juez federal Juan José Galeano -quien luego fue destituido por mal desempeño en la causa- y sostuvo que la pista siria había sido dejada de lado.

Ante el hecho público de que Cristina Kirchner debía ir a los tribunales, un secretario del TOF 2 le entregó la notificación a Carlos Beraldi, abogado de la ex presidente. Beraldi aceptó el oficio y le dijo al funcionario que Cristina Kirchner iba a ir a declarar hoy.

infobae-image

Desde agosto del año pasado, el TOF 2 realiza el juicio por las irregularidades y el encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994 y que arrojó un saldo trágico de 85 muertos y 151 heridos.

Junto con Menem y Galeano están siendo juzgados los fiscales Eamon Müllen (quien declarará este jueves en indagatoria) y José Barbaccia; el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy y su segundo, Juan Carlos Anchezar; los ex comisarios de la Policía Federal Jorge Palacios y Carlos Castañeda; el ex titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Rubén Beraja; el reducidor de autos Carlos Telleldín y su ex esposa Ana Boragni; el abogado Víctor Stinfale; y el ex agente de inteligencia Patricio Finnen.

Lo que se juzga es el pago ilegal de 400 mil dólares -avalado por Galeano a instancias de la ex SIDE- a Telleldín para que acuse falsamente a oficiales de la Policía Bonaerense y el desvío de la investigación de lo que se conoció como "la pista siria", que involucraba a Alberto Kannore Edul, un empresario de origen sirio libanés.

La ex presidente podrá ser interrogada por todas las partes del juicio: los propios jueces, la Fiscalía, las cinco querellas y las defensas de los 13 acusados

La acusación es por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, peculado, coacción, falsedad ideológica, prevaricato, encubrimiento y violación de medios de pruebas.

La causa por el encubrimiento de la investigación se inició en 2005 luego de que otro tribunal oral anulara toda la causa del atentado cuando llegó a juicio oral por las severas irregularidades que encontró.

El primer juez del caso fue Claudio Bonadio, quien fue apartado por la Cámara Federal por no avanzar en la investigación sobre Carlos Corach, ex ministro del Interior del gobierno de Menem, y con quien el magistrado había trabajado. Finalmente, el expediente recayó en el juez Ariel Lijo, quien procesó y envió a juicio a los acusados.