(Nicolás Aboaf)
(Nicolás Aboaf)

Cuando Mauricio Macri ganó las elecciones a finales del año pasado, el kirchnerismo comenzó a planificar un futuro alejado de Casa Rosada o de la gobernación bonaerense. Los refugios elegidos fueron intendencias, parlamentos y gobiernos provinciales, y el caso de uno de los líderes de La Cámpora, Máximo Kirchner, no escapa a esta lógica.

El hijo de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner es diputado nacional electo en los últimos comicios. Su mujer, la odontóloga María Rocío García, es la actual ministra de Salud de Santa Cruz, la provincia gobernada por la tía Alicia Kirchner, y forma parte del directorio de la firma familiar Hotesur. Antes trabajó en el Ministerio de Desarrollo Social nacional.

Una de las cuñadas de Máximo es Virginia García, electa senadora nacional. Otra es María Candela García, que desde 2013 integra el poder judicial santacruceño como secretaria del Tribunal Oral y Penal provincial de Río Gallegos.

Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz
Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz

La otra hermana, María Belén García, la más joven, de 31 años, en enero ingresó a trabajar a FoMiCruz Sociedad del Estado, la empresa de Fomento Minero de Santa Cruz. Según reveló el periodista Daniel Seifert en el sitio Border Periodismo, en 2008 era empleada en la Secretaría Legal y Técnica de la Nación, bajo el mando de Carlos Zannini.

También hay lugar para los maridos. Al igual que su mujer, la senadora García, Diego Fernando Felgueroso (36) trabaja en el Congreso: desde mayo de este año es director general de operativos de la Secretaría de Coordinación Operativa de la Cámara Baja con un sueldo de 50 mil pesos.

Marcelo Hugo Bersanelli (47) es el esposo de María Candela. Después de trabajar en el ANSES, asumió este año como subsecretario de Gestión Institucional y Administrativa en el Ministerio de Salud santacruceño. Además, tiene un estudio de abogados con la senadora Virginia García y es apoderado legal de Los Sauces SA, la empresa vinculada a la familia Kirchner.

El último concuñado de Máximo es Juan Manuel Biott, que está casado con Belén. Fue empleado en la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, pero ahora es un trabajador contratado en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral.