El presidente Mauricio Macri quiere que las empresas puedan brindar los mismos servicios de telecomunicaciones. (DyN)
El presidente Mauricio Macri quiere que las empresas puedan brindar los mismos servicios de telecomunicaciones. (DyN)

El Gobierno nacional acelera el proceso de convergencia en las telecomunicaciones. Antes de fin de año, el Poder Ejecutivo removerá las principales trabas normativas y autorizará a las principales empresas del rubro para que empiecen a brindar servicios móviles, TV paga e internet.

La lista es encabezada por Nextel, la operadora del Grupo Clarín, que será habilitada para en unos meses brindar el servicio de 4G en las frecuencias de 900 MHz y 2,5 GHz. Le sigue DirecTV, que podrá dar acceso a Internet por redes fijas, como hacía antes del DNU 267/2015, que derogó parcialmente las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual (o "Ley de Medios") y la Argentina Digital.

Al mismo tiempo, se evalúa que las pymes y cooperativas del sector convergente reciban algún tipo de protección en las pequeñas ciudades y pueblos, según informó hoy el diario La Nación.

Con esta apertura y proceso de concentración del mercado en pocas manos, el presidente Mauricio Macri busca abrirle las puertas a los CEO globales de las principales empresas, con el objetivo de incentivar la inversión privada en el rubro, mejorar los servicios y bajar los precios.

Algunas cuestiones pendientes a resolver es si Cablevisión-Nextel se va a fusionar o no con Telecom-Personal, como se anda rumoreando en el mercado hace tiempo. De configurarse esta unificación, habría tan solo tres jugadores principales en las telecomunicaciones, por lo tanto, la competencia sería menor.

LEA MÁS:

Para acelerar la convergencia, el Gobierno sentó a todos los actores para acercar posiciones. El objetivo es que, en algunos años, todas las empresas del mercado puedan dar todos los servicios, que van desde la telefonía móvil, internet, cable y la transmisión de TV por satélite. Pero la intención oficial es que, a diferencia de lo que ocurre actualmente, todos puedan competir en el mercado y no haya nichos cartelizados. 

Las principales perjudicadas de esta apertura son las pymes del cable. Para ellas, la zanahoria sería que en sus respectivas localidades puedan dar sus propios servicios móviles 4G, y a partir de esa red, interconectarse para que mediante roaming sus clientes puedan comunicarse desde cualquier otra parte. En esa tarea están abocada la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones, con un borrador que prevé apoyarse en infraestructura fija local y una operación móvil virtual (OMV) sobre redes alquiladas a las tres grandes operadoras, publicó hoy el matutino porteño. 

 

El ambicioso plan que prepara el gobierno nacional tiene, como telón de fondo, un jugoso mercado. Argentina es el país más conectado de América Latina e incluso supera, en ciertos aspectos, a algunos de Europa.

El dato surge del último informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU). Según el último informe de esta organización, el 69,4% de la población argentina usa internet, y es el país más conectado de Latinoamérica – ocupa el puesto número 54 a nivel global-. Supera a Uruguay, en el 64° lugar (64,60%), y está por encima de Chile (64,29%), que se encuentra en el puesto 66 y de Brasil, ubicado en el 71 (59,08 por ciento).