El diputado del PRO Pablo Tonelli presentó un proyecto de ley para que los jueces designados a partir del 1 de enero de 2017 paguen el impuesto a las Ganancias. La iniciativa prevé además que queden sujetas al gravamen las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios que correspondan a magistrados y funcionarios judiciales designados con posterioridad al 31 de diciembre de 2016.

La Corte Suprema trató el tema por primera vez hace ocho años al resolver el caso "Fisco Nacional c/ Rodolfo Medina" y en aquella oportunidad declaró la inconstitucionalidad del impuesto a los réditos que gravaba el sueldo de los magistrados. En ese fallo, el máximo tribunal señaló que el antiguo artículo 96 de la Constitución Nacional -actual 110- había establecido que los jueces "recibirán por sus servicios una compensación que determinará la ley, y que no podrá ser disminuida en manera alguna, mientras permaneciesen en sus funciones", disminución que se generaría con la aplicación de ese impuesto.

Luego, a través de la ley 24.631, se derogaron las exenciones de la ley del impuesto a las Ganancias por las cuales se había eximido a los magistrados del pago del tributo. Como consecuencia de ello, la Corte Suprema dictó una acordada el 11 de abril de 1996 que declaró la inaplicabilidad del artículo de la ley que había derogado las exenciones para los magistrados y funcionarios judiciales. El tribunal sostuvo en aquella oportunidad que "la intangibilidad de las compensaciones de los jueces no constituye un privilegio sino una garantía, establecida por la Constitución Nacional para asegurar la independencia del Poder Judicial".

Pablo Tonelli, autor del proyecto (Télam)
Pablo Tonelli, autor del proyecto (Télam)

En los fundamentos, Tonelli afirma que a 20 años de la acordada de la Corte sobre Ganancias, "la conveniencia de que los magistrados tributen este impuesto ha adquirido mayor relevancia en el debate público". Asimismo señala que el propósito de la iniciativa es aportar una solución que contemple la necesidad de fomentar y respetar el principio constitucional de igualdad en las cargas públicas, haciendo especial énfasis en la justicia y la equidad tributaria.

De acuerdo con el proyecto, aquellos jueces que ya prestan funciones seguirán teniendo las mismas remuneraciones, mientras que a los que sean designados a partir del 1ro. de enero de 2017 se les aplicará el impuesto a las Ganancias desde el primer día que entren en funciones. Según se indica en los fundamentos de la iniciativa, de esta manera se respetaría la intangibilidad de las remuneraciones establecida en el artículo 110 de la Constitución Nacional ya que esta garantía es efectiva desde que un magistrado es designado como tal.

En el proyecto se menciona jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos sobre la materia para dar sustento a la iniciativa. En los fundamentos, el autor del proyecto cita además una frase del célebre jurista estadounidense Oliver Holmes, contenida en la sentencia del caso "Evans vs. Gore" de 1920: "no existe buena razón para que un juez no deba compartir la misma carga impositiva que la del resto de los ciudadanos".

La iniciativa fue girada a las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Justicia para su análisis.

LEA MÁS: