(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

El presidente Mauricio Macri adelantó a Infobae, en una ronda con otros medios, que su ministro de Energía, Juan José Aranguren, resolvió vender sus acciones en la empresa petrolera Shell. Fue en el marco del Foro de Inversiones y Negocios que arrancó en el CCK, y que nucleará a empresarios de todo el mundo.

Más tarde, y consultado sobre la decisión de su ministro, Macri admitió: "A veces las formas también cuentan y son importantes, y valoro el gesto de Aranguren".

Sin embargo, ratificó la postura oficial del Ejecutivo ante las críticas de la oposición sobre una eventual incompatibilidad en el cargo por parte del funcionario nacional: "La actividad de Shell en Argentina a nivel global es irrelevante, nada de lo que haga la Argentina cambiaría el precio de las acciones de Shell", argumentó.

"Pero igualmente tuvo el gesto y se desprendió de las acciones, porque él, al igual que nosotros, está jugado por la Argentina, para que les vaya mejor sobre todo a los que menos tienen", indicó.

Luego de la presión de la Oficina Anticorrupción, que dirige Laura Alonso, el Gobierno había resuelto excusar a Aranguren de intervenir durante su gestión "en todas las actuaciones que estén particularmente relacionadas con la empresa Shell Compañía Argentina de Petróleo SA y/o con las empresas vinculadas a ésta". Fue a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial.