Daniel Angelici (DyN)
Daniel Angelici (DyN)

Casi medio año después de la denuncia de la diputada Elisa Carrió, el fiscal federal Federico Delgado pidió que se cite a indagatoria al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, por presionar al Poder Judicial. Lo acusa de tráfico de influencias.

La causa se inició a partir de la emisión del 8 de marzo del programa televisivo Animales Sueltos, que conduce Alejandro Fantino. Allí Carrió mencionó que Angelici intervenía en la Justicia con el consentimiento del presidente Mauricio Macri. La cuestión se judicializó a partir de la denuncia realizada por el abogado Carlos José Díaz, quien acompañó una copia de un artículo periodístico publicado por el diario Clarín, del 9 de marzo, que hacía referencia a la entrevista, en la que la legisladora afirmó que las causas "Repsol" y "Hotesur" estaban "estancadas a causa del accionar directo del presidente de Boca Juniors".

Carrió también había acusado a Angelici de haber presionado al juez federal Norberto Oyarbide para que renuncie. Se trataba del magistrado que procesado a Macri por las escuchas judiciales en la Ciudad de Buenos Aires cuando era jefe de Gobierno. Esta fue la denuncia por la que la Fiscalía pidió la indagatoria.

A su vez, una denuncia similar fue realizada por el presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático de Argentina, Fernando Miguez, el 5 de abril, que fue acumulada con la del abogado.

Luego de tomar varias declaraciones y recabar algunas medidas de prueba, el fiscal Delgado concluyó que "Angelici gestionó la renuncia" de Oyarbide. Para eso, se basó en algunos testimonios periodísticos y en sede judicial, y en el cruce de llamados.

Por un lado, el fiscal se basó en que Oyarbide no quería renunciar, tal como se desprende de los dichos del ministro de Justicia, Germán Garavano, luego de reunirse en abril con el magistrado, pese a que en diciembre había manifestado públicamente su intención de jubilarse.

Pero por otra parte, Delgado concluyó que Oyarbide "mintió" cuando dijo que no tenía teléfonos celulares, ya que usaba los de sus colaboradores. Entonces, la Fiscalía hizo un exhaustivo análisis de los móviles que creía que el juez podría usar y encontró dos comunicaciones que le llamaron la atención, el 4 y el 12 de diciembre. Esas comunicaciones habían partido del teléfono de la pareja del juez, Claudio Hernán Blanco, a un teléfono de Fernando Miguel Pontoriero, empelado de Angelici en la empresa World Games SA, que pertenece a Angelici.

"Si bien no podemos conocer el tenor de esas conversaciones, es evidente que constituyen una prueba más que elocuente de la hipótesis que se plantea en este dictamen. Sobre todo por las fechas. Ocurrieron en el momento en que Oyarbide dijo una cosa e intentó otra luego. En el mes de diciembre de 2015 Oyarbide anunció públicamente su intención de jubilarse, que luego intentó revertir ante Garavano", observó el fiscal en el dictamen al que Infobae accedió.

"La prueba reunida entonces justifica que se lo interrogue como imputado para qué, si lo desea, brinde su visión de los hechos", concluye el escrito que el fiscal envió al juez Sebastián Casanello, que ahora deberá decidir la suerte del presidente de Boca.

LEA MAS: