Marcos Peña fue muy duro con el kirchnerismo más acérrimo, encabezados por Cristina Elisabet Kirchner. Al ser consultado sobre cómo tomaban las críticas de la oposición en general, el jefe de Gabinete diferenció: "Yo distinguiría, el kirchnerismo decía cosas horrible por cadena nacional y lo va a seguir diciendo por twitter en la oposición. A veces transmiten el deseo profundo de que fracase la Argentina. Porque no está en juego el futuro, está en juego el pasado para ellos".

Sobre la opinión del resto de los opositores, expresó: "Está bien, está bueno, hay muchos comentarios de la oposición que los hemos tomado y hemos aprendido. Y está bueno desdramatizar la discusión política. Eso es un poco lo que tratamos de hacer".

Hablando del mismo tema en una entrevista con el diario La Capital, de Rosario, Peña apuntó directamente contra Cristina Elisabet Kirchner: "Es una necesidad de Cristina de querer seguir mintiendo y demonizarnos, pero cada vez menos gente le cree y es cada vez más marginal su opinión".

La ex Presidente había sido muy dura con el Gobierno porque comenzará a utilizar los datos de la Anses para publicidad política. El jefe de Gabinete defendió esta medida: "El Estado tiene una ley que se llama de protección de datos personales. No hay ninguna posibilidad (de que esta decisión) altere o dañe el espíritu de esa ley y que los datos personales sensibles, como impuestos o preferencias políticas, sean usados para nada fuera de esa ley".

Y agregó: "Los datos de contacto son otra cosa, la mayoría son públicos, están en el padrón electoral. De los ocho que pedimos, siete están en el padrón. Eso tiene un sentido: es que el Estado pueda contactarse. En países como los Estados Unidos es totalmente desregulado. Depende qué hagas con eso".

Hay muchos comentarios de la oposición que los hemos tomado y hemos aprendido

"Es un servicio al ciudadano. No es de temer, lo venimos haciendo en Buenos Aires hace muchos años. Estamos ordenando la base de datos de la Anses que es muy mala. No es una herramienta nueva, esto ya se podía hacer. Más allá de la discusión económica, es importante que discutamos sobre la calidad institucional y democrática. Se pueden hacer las cosas bien, pero para eso hay que ser súper transparente", sentenció en el programa Almorzando con Mirtha Legrand.

Por supuesto las imitaciones de Marcelo Tinelli a Mauricio Macri que derivaron en una reunión entre ambos no estuvieron fuera de la conversación. Aquí fue la diva de los almuerzos quien nuevamente mostró su rechazo: "¿A usted que le pareció la imitación? Me dijeron que pasara al clip pero no quiero, para mí es denigrante e irrespetuoso", le dijo a Peña. 

El funcionario replicó: "Yo creo que en este momento de la Argentina no hay que ser fundamentalista de la libertad de expresión, menos después de doce años en donde hubo tantas opiniones al respecto. Como Gobierno nosotros tenemos que ser muy respetuosos del trabajo de los artistas sea lo que sea, ya nos ha ido mal con el gobierno opinando y criticando".

Y contó que se comunicó con Tinelli por las críticas recibidas: "Yo lo llame para solidarizarme, no me gusta como gobierno que ataquen a la gente en las redes sociales por lo que hacen y dicen sobre nosotros. Me molesta más un gobierno que se mete a opinar sobre lo que dicen los periodistas o lo que hacen los humoristas".

Peña también defendió las medidas que viene tomando la administración de Mauricio Macri, sobre todo el aumento de tarifas, lo más cuestionado. Al respecto, manifestó que "Scioli hubiera hecho lo mismo" porque "no había otra alternativa".

"O tomamos estas medidas con mucho dolor o terminábamos como Venezuela", ejemplificó.

El jefe de ministros ratificó sus pronósticos para el segundo semestre: "Los argentinos saben de dónde venimos y tienen confianza de que el Presidente está trabajando con la mayor disposición para sacar adelante al país. El segundo semestre va a ser todos los meses un poco mejor. Recibimos mucho cariño de la gente, mucha esperanza".