Alfonso Prat-Gay y Rogelio Frigerio, los dos ministros más damnificados por el tarifazo del gas

Como consecuencia de las modificaciones en la facturación de los aumentos en las tarifas de gas el Gobierno pagará más subsidios a consumidores y empresas de los que había presupuestado

Los ministros Alfonso Prat-Gay y Rogelio Frigerio reconocen en reuniones con empresarios y con sus colaboradores que fue el presidente Mauricio Macri el que decidió la política de aumento de tarifas de luz y gas y no el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren.

Los dos en privado (en off) manifiestan que la judicialización del aumento de las tarifas de gas no es una buena señal para el Gobierno.

Ambos recomendaron por canales diferentes que ese aumento se hiciera sobre la factura y no sobre el consumo del mismo bimestre del año anterior. No están de acuerdo con el recurso extraordinario presentado por el Estado nacional a la Cámara Federal de la Plata, que falló la semana pasada y suspendió los aumentos en todo el país por considerar nulas dos resoluciones de Energía.

Esos cambios en los aumentos de tarifas llevaron a Alfonso Prat-Gay a modificar la inflación proyectada para fin de año del 25% anual y proyectar ese valor recién para fines del primer trimestre del próximo año. También tendrá que modificar sus proyecciones de déficit fiscal calculado en 4,8 puntos del PBI para este año.

Algunos cálculos que surgen de fuentes del Gobierno muestran que el PBI caería este año entre 1,2% y 1,5% este año. En tanto para 2017 proyectan que la economía podría repuntar entre 3,5% y 4,5%. En enero pasado esas fuentes preveían sendos crecimientos de 1% y 4,5%, para cada año, con una inflación en baja y un dólar quieto.

La nueva propuesta que hizo el Gobierno al aplicar el aumento de tarifas de gas sobre la factura y no sobre el consumo le insumirá al Gobierno unos $15.000 millones adicionales de subsidios a los que consuman por encima del tope del 400% de la factura del año anterior en el caso de los residenciales y del 500% para las pequeñas y medianas empresas y comercios.

Frigerio en tanto se fue de vacaciones el jueves pasado. "Me voy de vacaciones luego de un año de campaña y siete meses sin respirar", comentó a Infobae. Este ministro sufrió la presión de los gobernadores de varias provincias, entre ellas Buenos Aires, Mendoza, Salta, Jujuy, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, porque se han presentado amparos para frenar las subas en las tarifas de gas.

Uno vio afectada su relación con las provincias y el otro debió modificar las metas de inflación y Presupuesto

El caso más preocupante es el de Buenos Aires, la Cámara de La Plata anuló los aumentos en todo el país. Por ese motivo el Estado nacional elevó un pedido a la Corte Suprema de Justicia para que decida sobre la situación. En tanto en las provincias patagónicas ya han presentado sus quejas por el freno de los aumentos del 31 de marzo que provocaría una fuerte caída de las regalías gasíferas que cobran esas jurisdicciones productoras de gas.

"Estaba todo arreglado en la reunión con los gobernadores del 1 de junio cuando se hicieron los anuncios de los aumentos de las tarifas de gas que eran sobre la facturación, pero después cambiaron todo y lo hicieron sobre el consumo", comentó a Infobae el ministro de Interior y Obras Públicas Rogelio Frigerio, uno de los dos ministros golpeados por las modificaciones en los aumentos de las tarifas.

 
 
TE PUEDE INTERESAR