Así quedó la redacción del diario cooperativo Tiempo Argentino tras la incursión de la patota de Mariano Martínez Rojas (NA).
Así quedó la redacción del diario cooperativo Tiempo Argentino tras la incursión de la patota de Mariano Martínez Rojas (NA).

La fiscal Verónica Andrade, a cargo de la investigación por el ataque a las oficinas donde funciona el diario Tiempo Argentino, advirtió hoy que el presunto dueño del medio, Mariano Martínez Rojas, y el resto de las personas que ingresaron violentamente en el lugar, serán forzados a declarar con la Policía si no se presentan en las próximas 48 horas.

Además, defendió su intervención en el conflicto y atribuyó las críticas recibidas por parte de los integrantes de la cooperativa que tiene a su cargo el periódico a "un juicio de valor que hace la gente en su calidad de opinólogos".

"Traté de resolver, identificar a las personas, constatar los domicilios, y ahora ya las tengo citadas. Si el señor Martínez Rojas y sus colaboradores no concurren dentro de las 48 horas, estoy habilitada para ir a buscarlos por la fuerza pública", expresó.

En declaraciones a radio Vorterix, la fiscal subrogante de la Fiscalía 6 confirmó que todos los acusados están imputados por los delitos de usurpación y daños, y explicó por qué no procedió a detener a la patota en el mismo momento en que concurrieron los hechos.

"Ayer tuve dos momentos. Primero, irrumpió el señor Martínez Rojas con una serie de personas que lo acompañaban. Y por otro lado, casi inmediatamente, irrumpieron unos 40 trabajadores del diario. La pregunta es: ¿Llevo a todos detenidos o trato de descomprimir el conflicto y que después tramite por vía judicial? Soy partidaria de que, cuando la Justicia interviene, hay que tratar de evitar que las cosas pasen a mayores", afirmó la fiscal.

Durante la madrugada de ayer, unas 20 personas encabezadas por el empresario Martínez Rojas irrumpieron en el edificio donde funciona el diario, agredieron a los serenos y provocaron serios destrozos. El delito por el que quedaron imputados consta de una pena que puede llegar a los tres años.

Los trabajadores de la cooperativa cuestionaron con dureza el operativo policial y la intervención realizada por la fiscal, ya que entendieron que permitió que el grupo de violentos continuara con la destrucción del establecimiento y escaparan del lugar con la custodia de los efectivos. Es por la inacción de las fuerzas de seguridad que los cooperativistas decidieron ingresar al edificio y echar a la patota.

Andrade rechazó las críticas y aseguró que las decisiones que tomó fueron para poder resolver mejor la situación judicial: "Este es un juicio de valor que hace la gente en su calidad de opinólogos. Desde lo profesional y funcional, evalúo las circunstancias que me permiten, en lo inmediato, resolver el conflicto para poder seguir el trámite judicial".

La fiscal también informó que el edificio donde funciona el diario y Radio América, del mismo grupo empresario, quedó con custodia policial "hasta poder garantizar que el señor Martínez Rojas no se acercara al lugar".

Periodistas y trabajadores de Tiempo Argentino desde diciembre pasado están en conflicto con los propietarios del medio de comunicación. Los anteriores dueños, el ex candidato a intendente de Tigre por el Frente para la Victoria, Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, abandonaron la empresa y dejaron de pagar los sueldos y la seguridad social de los empleados.

Frente a este accionar, los trabajadores se organizaron y decidieron armar una cooperativa para mantener su fuente de ingresos. El mismo desenlace tuvo Radio América -también intrusada y sacada del aire por el accionar de la patota de Martínez Rojas- y el diario El Argentino Zona Norte, que formaban parte del extinto "Grupo 23".

La edición que publicaron hoy los cooperativistas de Tiempo Argentino, tras el violento ataque
La edición que publicaron hoy los cooperativistas de Tiempo Argentino, tras el violento ataque

A principios de año, el correntino Martínez Rojas afirmó ser el comprador de Tiempo Argentino. Sin embargo, el empresario nunca pudo comprobar la adquisición de la firma ante las autoridades ni tampoco abonó los salarios del personal, por lo que el Ministerio de Trabajo dejó a los trabajadores del diario en custodia la protección del inmueble.

Tras el ataque, la cooperativa sacó hoy a la venta una edición especial reflejando la gravedad del hecho.

Los destrozos en Tiempo Argentino
Los destrozos en Tiempo Argentino