Gustavo Grobocopatel participó en las negociaciones por la paz en Colombia (Adrián Escandar)
Gustavo Grobocopatel participó en las negociaciones por la paz en Colombia (Adrián Escandar)

El empresario dueño de Los Grobo reconoció que fue llamado por el gobierno de Colombia a colaborar con el histórico acuerdo que se alcanzó con las FARC, que en principio permitirá desactivar un conflicto armado de más de 50 años. Así lo hizo saber durante una entrevista en radio Mitre con Cristina Pérez, quien fuera su pareja.

"El gobierno de Colombia me pidió colaboración en el posconflicto, en cómo se inserta en el sistema productivo la gente", detalló Grobocopatel, quien viajó a Cuba junto a la canciller Susana Malcorra a propósito de las negociaciones. Contó que allí se entrevistó con autoridades del Ejecutivo que conduce Juan Manuel Santos y también con los líderes del grupo terrorista.

El llamado -dijo- se dio a partir de la buena relación que mantiene con Santos y algunos de sus funcionarios a partir de un trabajo de consultoría que hizo años atrás para ese país. No obstante, reconoció cierta sorpresa cuando fue notificado.

¿Por qué se pensó en él? Grobocopatel explicó que el foco central del conflicto con la guerrilla es la propiedad de la tierra y su explotación, área en la que está especializado. "Me entendí con las FARC porque ellos son campesinos, y yo soy del campo, conozco sus problemas", señaló.

A su entender, "la firma del acuerdo está vinculado con arreglar temas del pasado y tratar de crear un sistema de conversación que no sea a través de los tiros". En ese sentido, sostuvo que "la paz es posible, pero no es sólo el acuerdo; es cambiar la cultura. Es cambiar este conflicto". Y confió en que ambas partes "están dispuestas a caminar este camino".

El empresario dijo que se reunió con los líderes guerrilleros apenas llegó a La Habana y que al día siguiente ellos lo volvieron a citar para un nuevo encuentro. De acuerdo con su relato, él les planteó que la rúbrica del acuerdo era un paso correcto pero apuntó que debían tomar medidas si no querían progresar. "Su esquema los seguiría manteniendo pobres", dijo.

A propósito de ello, les explicó que "tenían que crear sistemas de negocios, integrado al mundo, que les permita generar riqueza". Y aseguró que "ellos lo captaron".

Consultado sobre la relación con el tráfico de drogas de las FARC, respondió: "Cuando les dicen narcoterroristas ellos están en contra de ese concepto, pero han convivido y sido funcionales. Pero creo que hay una vocación de cambiar esto".

Su rol político

A lo largo de la última década, Grobocopatel ha sido calificado como un empresario cercano al kirchnerismo y también criticado por ese mismo espacio; incluso por la ex presidente Cristina Elisabet Kirchner.

En su participación en el programa "Confesiones", el dueño de Los Grobo fue muy crítico de las políticas del gobierno anterior y apuntó que se vivió "una década muy favorable por los commodities".

Según dijo, el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno decidió "castigarlo económicamente" por sus opiniones y lo llegó a desafiar a que incorpore a un partido político. "Yo hago política, pero no política partidaria. No es mi rol", se defendió.

Sobre la gestión de Mauricio Macri, dijo: "Este es un gobierno que tiene vocación por restituir el sistema democrático y la división de poderes. Tiene vocación de integrarse al mundo, porque entiende que allí está el progreso. Y cree que el Estado tiene que ser de calidad. El defecto es que yo creo que los cambios culturales tienen que ser acompañados, de alguna manera".