Una ola de periodistas se abalanzaron sobre Edgardo Bauza cuando pisó el aeropuerto de España, donde tendrá un cónclave con Lionel Messi. Su primera importante tarea será hablar con el capitán para conocer los motivos de su renuncia tras la derrota con Chile en la Final de la Copa América Centenario y tratar de que revierta su decisión, cuando restan pocos días para publicar la lista de futbolistas que afrontarán la doble fecha de Eliminatorias.

"No vengo a convencerlo a Messi de nada, vengo a charlar de fútbol y que me cuente la frustración que lo llevó a decir esa frase", insistió el Patón ante las cámaras de los medios europeos que lo consultaron por su viaje. Él repite una y otra vez esa idea: charlar de fútbol y no 'querer convencer'. A su vez, diferenció el término calentura del de frustración.

Por la cabeza del entrenador santafesino se impone revelar el proyecto con la Albiceleste ante dos de los puntales de la Selección, como lo son Messi y Javier Mascherano. "Las sensaciones son buenas porque voy a hablar con dos personas de fútbol y es un idioma que conocemos", comentó previo a contactarse con los futbolistas del Barcelona.

Según Bauza, tras el diálogo con ambos, "habrá una decisión". Lo que todos quieren saber es si el rosarino finalmente decide torcer la historia y volver a ponerse la camiseta número 10 argentina.

En septiembre, el combinado nacional recibirá a Uruguay y luego visitará a Venezuela, por la séptima y octava jornada de la clasificación para la Copa del Mundo en Rusia.