Armando Pérez buscará contratar de manera part-time a Jorge Sampaoli (Télam)
Armando Pérez buscará contratar de manera part-time a Jorge Sampaoli (Télam)

Pasan los días, el margen se achica y la Asociación del Fútbol Argentino sigue sin tener un entrenador para la Selección. Armando Pérez, flamante presidente de la Comisión Normalizadora, se mueve contrarreloj para intentar cerrar el arribo del sucesor de Gerardo Martino, ya que se aproximan los duelos por Eliminatorias ante Uruguay y Venezuela (1 y 6 de septiembre, respectivamente).

El dirigente de Belgrano de Córdoba ya charló con Edgardo Bauza y Miguel Ángel Russo y hasta reconoció su deseo de hablar con Marcelo Bielsa; sin embargo, parece que su debilidad es Jorge Sampaoli, quien hace solamente unas semanas firmó contrato con Sevilla.

Fernando Marín, hombre fuerte del Fútbol Para Todos, reconoció la idea del técnico part-time para seducir a Diego Simeone. Pero el empresario del rubro cosméticos tomó ese pensamiento para seducir al hombre de Casilda. Es más, Víctor Taboada, nuevo gerente de AFA, llamó a España para hablar con el ex estratega de la Selección de Chile.

Si bien firmó hace semanas con Sevilla, Jorge Sampaoli desea dirigir la Selección argentina (AFP)
Si bien firmó hace semanas con Sevilla, Jorge Sampaoli desea dirigir la Selección argentina (AFP)

El argentino ha reconocido dentro de su entorno que le encantaría asumir el desafío, pese al caos que hoy vive el fútbol nacional. Sin embargo, el gran impedimento es el vínculo que acaba de iniciar con los andaluces.

Armando Pérez cree que la única posibilidad de conseguir la llegada de su director técnico preferido es "compartiendo" con Sevilla sus servicios durante seis meses (jugaría seis encuentros por Eliminatorias) y luego buscar efectivo para pagar la rescisión del contrato.

"En 1945, Guillermo Stábile dirigió Racing y la Selección en simultáneo. ¿Por qué no podría pasar lo mismo ahora?", soltó el mandamás de Belgrano en diálogo con Radio Uno para justificar su pensamiento, el cual suena más a una quimera.

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES