Agustín Orion mostró una carta de presentación en el Cilindro que hizo preocupar a más de un hincha de Racing. En una jugada sin riesgo, el ex arquero de Boca terminó siendo partícipe fundamental para el tanto de Talleres de Córdoba que abrió el marcador.

A los 9 minutos del primer tiempo, su ex compañero Sebastián Palacios desbordó por la derecha tras ganar la pelota. Tiró un centro rasante sin riesgo, pero el portero de 35 años no puso el cuerpo detrás de las manos y se le escurrió la pelota entre las piernas.

Ningún compañero pudo reaccionar y el balón, lentamente, transitó los últimos centímetros entre el las flojas manos del arquero y la línea de meta para convertirse en el primer tanto del compromiso.

Orion arribó a la Academia hace menos de una semana y ya había tenido su debut en el triunfo 2-1 por Copa Argentina en Salta. Cabe destacar que su apresurada salida de Boca se generó a raíz de su mala actuación en el partido contra Independiente del Valle por semifinales de la Copa Libertadores que dejó afuera al club del certamen.