"Alario estuvo cerca de venir en 2014. Veníamos de la Sudamericana y no podíamos traer una apuesta". La declaración le pertenece a Juan Simón, el por entonces manager de Boca, quien confirmó que el actual delantero de River estuvo muy cerca de transformarse en futbolista xeneize.

"Vino Osvaldo, estaba Calleri… Si traemos apuestas piden jerarquía y cuando se paga la jerarquía dicen que no hay ingenio para incorporar", se quejó en declaraciones a Clarín.

Juan Simón se refiere a las críticas que recibió por el mal desempeño de Daniel Osvaldo, quien no supo aprovechar sus dos etapas en el club y fue noticia por cuestiones personales.

Lucas Alario llegó a River y rápidamente se ganó la aceptación de todos los hinchas. Marcó goles muy importantes: como el que le anotó a Guaraní en las semifinales de la Copa Libertadores, o el de la final del mismo certamen ante Tigres de México.

Por supuesto, no hay que dejar de lado el del duelo ante Sanfrecce en la antesala de la definición del Mundial de Clubes ante el Barcelona.

Lucas Alario, junto a Sebastián Driussi, autor del segundo gol de River ante Independiente Santa Fe (Reuters)
Lucas Alario, junto a Sebastián Driussi, autor del segundo gol de River ante Independiente Santa Fe (Reuters)

Todos estos se suman al de anoche, en la final de la Recopa ante Independiente Santa Fe. Otro título internacional como la Copa Libertadores y la Copa Suruga Bank que logró en 2015.

Recientemente, el delantero, que cuenta con una cláusula de rescisión de 15 millones de dólares, fue declarado intransferible por la dirigencia millonaria. De esta manera, los clubes europeos interesados deberán esperar por lo menos hasta diciembre para contratarlo.

Lucas Alario se afianzó como máximo goleador del club en lo que va del año con 11 conquistas, seguido por Iván Alonso (6), Rodrigo Mora (5) e Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez (ambos con 4).

Y como frutilla a su gran momento, también se ganó la convocatoria de Edgardo Bauza para la Selección.