Guillermo espera el arribo de Marchesín, su ex dirigido (Fotobaires)
Guillermo espera el arribo de Marchesín, su ex dirigido (Fotobaires)

Si bien todavía no está definido que el campeonato de Primera comience el 19 de agosto como está estipulado (los clubes amenazan con adherirse al paro propuesto por el Ascenso), los entrenadores de cada equipo saben que tienen que tener todo listo por si acaso. Y en Boca, el rompecabezas aún no está armado: a Guillermo Barros Schelotto le faltan algunas piezas para delinear su plantel.

Como Agustín Orion siente que su ciclo en la institución está cumplido, el Mellizo ve con buenos ojos la incorporación de Agustín Marchesín, un arquero con proyección y considerado en la Selección. Pero las negociaciones por él no avanzan y la preocupación crece. Ante este panorama, el estratega xeneize tendrá que conformarse con el subcampeón mundial o Guillermo Sara, quien lucha por su lugar.

Orion fue pretendido por Independiente y en Rosario Central esperan convencerlo, pero lo cierto es que en su mente permanece firme la idea de cambiar de aires, en un fútbol con menos presión. La MLS había surgido como alternativa, pero no existen ofertas concretas y él continúa entrenándose de forma diferenciada. Así, quien suma crédito es el ex Atlético Rafaela, quien no consiguió continuidad desde su arribo.

Los dirigentes boquenses no se dan por vencido por el guardameta del Santos Laguna y piensan en aumentar los números de la primera propuesta, que oscilaban en 6 millones de dólares por la totalidad de su pase. Claro que no quieren quedarse con las manos vacías ante la inminente salida de Orion… Los días venideros serán fundamentales para una resolución.

A Gómez leprometieron que será transferido en este mercado
A Gómez leprometieron que será transferido en este mercado

INSISTEN POR EL CENTRAL
Frente a la salida del Cata Díaz y con la posibilidad de repatriar a Fernando Tobio aún latente, en Boca no bajan los brazos por Gustavo Gómez. Lanús le compró la otra mitad del pase al paraguayo (en unos 2,5 millones de dólares) y ahora pretende 7 millones para transferirlo. La operación estaba cerrada en un momento, pero se cayó porque Marcelo Meli -entraba en la negociación- se fue a Portugal. Esto fue revelado por Nicolás Russo, presidente del Granate. Guillermo lo espera con los brazos abiertos, la CD tratará de complacerlo.