Guede y Mercier, enfrentados en San Lorenzo (Playfutbol)
Guede y Mercier, enfrentados en San Lorenzo (Playfutbol)

"El motivo de mi partida es simple, tomé una decisión que no coincidía con el club. Creí que el trabajo que quería desarrollar no podía ser con la renovación de un futbolista que no quería". Palabras de Pablo Guede, quien confirmó que su alejamiento de Boedo se debió a la extensión del vínculo de Juan Ignacio Mercier, uno de los pilares y jugadores más importantes para la institución en los últimos años.

El ahora ex DT tuvo contactos constantes con Bernardo Romeo (manager) y se mostró comprensivo con la dirigencia, a la que le agradeció por confiar en él, en su momento: "Le renovaron a un ídolo y me parece correcto, pero yo no compartí esa decisión y tengo el derecho de irme". Y sin dar especificaciones, admitió que "tengo diferencias personales y profesionales con él; pero cuando tuvo que jugar, jugó".

Guede cree que el hecho de no haber podido salir campeón con Lanús no influyó en la 'banca' de la CD azulgrana y aseguró que si acordaba su continuidad, él mismo iba a comunicarle al 'Pichi' que iba a prescindir de sus servicios. "Si dijeron mentiras como que me iba a Arabia por un contrato millonario y eso fue culpa mía, por no haber querido hablar", expresó.

Pablo Guede, antes de renunciar a la dirección técnica de San Lorenzo
Pablo Guede, antes de renunciar a la dirección técnica de San Lorenzo

Otro de los que manifestó su disconformidad con el ex estratega de Chicago y Palestino fue Leandro Romagnoli, para quien también hubo descargo: "Se comportó como un profesional en todos los entrenamientos. A mí me pagan por entrenar, no por ser amigo de los jugadores, y él entrenó muy bien". Mientras que justificó: "En un plantel, te van a putear los que quedan afuera, los que van al banco y los que sacás durante el partido; solamente 7 te quieren".

Ahora, Guede comentó que descansará un tiempo antes de regresar al ruedo y no descartó volver a dirigir en un equipo chico. "Dejar un grande es muy difícil… No me arrepiento, pero duele irme porque no me fue nada fácil llegar a San Lorenzo", concluyó.

CONTRA EL PERIODISMO

  • “No me molesta que me maten con la verdad, sí me fastidia que mientan. Lo primero que dijeron es que no quería a Ortigoza y jugó todos los partidos. Después me fui a Cataratas porque creí que los jugadores necesitaban descanso mental y físico y me dijeron de todo. Cuando volvimos, no perdimos más”
  • “A Mercier nunca le dije que si quería tanto a San Lorenzo se retirara, hubo cuatro personas en esa reunión”
  • “Ganamos todos los clásicos, solamente empatamos el primero, con Huracán”