La preparación va llegando a su fin y mientras Marcelo Gallardo define detalles de cara a la cita de este jueves (21:15 en el Monumental), hubo un contratiempo inesperado. Los futbolistas de River comenzaron con una hora de retraso la práctica de este martes por los exámenes a los que fueron sometidos para evitar el dopaje. La Conmebol cayó de sorpresa, a horas del duelo ante Independiente Santa Fe de Colombia.

En el predio de Ezeiza, el plantel siguió las indicaciones de las autoridades de la Confederación Sudamericana de Fútbol para el control antidoping y después sí quedó bajo las órdenes del Muñeco. Quien no estuvo disponible y quedó en duda para la final fue Gonzalo Martínez, que tuvo que retirarse antes por presentar un cuadro de amigdalitis (lo esperarán hasta última hora).

"Fue bastante rápido, no nos implicó mucho tiempo, lo que hubiera sido difícil por el entrenamiento", comentó al respecto el DT, quien explicó que el cuerpo médico riverplatense ya había sido avisado de esta visita, aunque no de cuándo específicamente se iba a llevar a cabo.

Los otros dos elementos del Millonario que andan con molestias son Rodrigo Mora (dolencia en su aductor derecho) e Iván Rossi (lumbalgia), quienes se movieron en forma diferenciada junto a Leandro Vega, uno que se acopló a las prácticas hace unos días por haber participado de los Juegos Olímpicos de Río 2016. El defensor estuvo cerca de pasar a Newell's, pero finalmente se quedó en Núñez.

Hay dos a los que el entrenador sigue bajo la lupa y van sumando minutos de fútbol con el correr de los días: Luciano Lollo y Marcelo Larrondo. Tienen posibilidades de ir al banco y tener su estreno, con la disputa de un título en juego.

A la espera de la evolución del Pity, el once que se perfila para chocar con los colombianos es: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Arturo Mina, Milton Casco; Andrés D'Alessandro, Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández, Martínez o Andrade; Sebastián Driussi y Lucas Alario.