Sergio Agüero fue villano y héroe en el mismo partido para el Manchester City de Pep Guardiola en el duelo previo a la fase de grupos de la Champions League que el equipo inglés aspira a ganar para meterse en el cuadro inicial del certamen más importante del continente.

Los Ciudadanos vencieron 5-0 al Steaua de Bucarest con un hat-trick del Kun, además de las anotaciones de David Silva y Nolito, flamante incorporación. Sin embargo, antes de anotarse en la red y convertirse en figura, el delantero argentino desperdició dos penales.

Además del ex goleador de Independiente, el encuentro tuvo en la formación inicial a sus compatriotas Wilfredo Caballero, Nicolás Otamendi y Pablo Zabaleta, quien fue el capitán.

El partido de vuelta será el próximo miércoles 24 de agosto en el Etihad Stadium y en caso de sostener la excesiva diferencia, los de Guardiola estarán dentro del cuadro principal de la Champions.