En el mítico estadio de Wembley y con dos campeones en escena (el de la FA Cup y el de la Premier League), fue el equipo de José Mourinho el que alzó el trofeo. Con los tantos de Jesse Lingard y Zlatan Ibrahimovic -en supuesta posición adelantada- dio la vuelta en el inicio de la temporada.

La cosa se le había complicado al cuadro de Mou por la igualdad transitoria de Jamie Vardy, pero sobre la recta final, los Diablos Rojos lograron su cometido y sonrieron a una semana del arranque del certamen regular. Ni siquiera precisaron de Paul Pogba, quien acaba de ser confirmado como última incorporación del gigante de Manchester.

La cabeza de Ibrahimovic le dio el título al Manchester United (Reuters)
La cabeza de Ibrahimovic le dio el título al Manchester United (Reuters)

El estratega portugués usó a Marcos Rojo durante los últimos 20 minutos, mientras que dejó entre los relevos a Sergio Romero. Por su parte, el italiano Ranieri recién colocó en cancha a Leonardo Ulloa a falta de segundos para el final, cuando intentaron hacer la heroica.

Con este título, el United estiró la ventaja con Liverpool en cantidad de copas de este estilo (21 contra 15). Los Zorros se privaron de la chance de sumar el segundo, tras la edición de 1971.

El próximo sábado comenzará la 2016/2017 del certamen británico que seguramente tendrá a estos dos conjuntos como candidatos a pelear arriba.