Pensando en prepararse para la próxima temporada, el Barcelona viajó a Birmingham para tener una semana de entrenamientos intensivos, coronada con un amistoso con victoria ante el Celtic en Escocia. Durante su estadía, los fanáticos locales aprovecharon para sentir a sus ídolos catalanes pero algunos se pasaron de la raya.

Es así que un hincha saltó desde un piso para tener de cerca a Lionel Messi, quien se dirigía al túnel del estadio junto al francés Mathieu. El atrevido individuo no tuvo tiempo de tomar contacto con el argentino, porque un encargado de la seguridad lo sacó de la escena con un topetazo que difícilmente pueda olvidar.