En una nueva prueba para el conjunto de Luis Enrique, Lionel Messi volvió a ser uno de los puntos más destacados, como en el 3-1 a favor ante el Celtic del sábado pasado. Esta vez fue victoria 4-2 ante el campeón inglés, Leicester City, que no pudo ofrecer oposición ante el español.

De arranque, el argentino asistió a Haddadi Munir, quien no falló ante el arquero rival. Pero luego pinchó una pelota dentro del área para el uruguayo Luis Suárez, quien tras una buena maniobra personal, amplió la diferencia. En el tercero, la Pulga inició la jugada que derivaría con el segundo del canterano culé.

Messi volvió a ser figura con dos asistencias en el Barcelona (Reuters)
Messi volvió a ser figura con dos asistencias en el Barcelona (Reuters)

La historia cambió en la parte final, con el ingreso del nigeriano Ahmed Musa para los británicos. El veloz delantero aprovechó dos ocasiones para devolverle la vida a los dirigidos por Claudio Ranieri, que vieron como sus chances de empatar se desvanecían cuando el juvenil del Barça, Rafa Mujica, decretó cifras finales en el estadio Friends Arena de Estocolmo.

Otro examen superado para el cuadro español, con una hora de fútbol de Messi y los primeros 45 minutos de Javier Mascherano, recién reincorporado tras las vacaciones. El sábado que viene, los catalanes van a medirse frente al Liverpool, con vistas al primer partido oficial de la temporada: el 14 de agosto visitará al Sevilla por la ida de la Supercopa española.