El Cata posa para las cámaras en su presentación (@GetafeCF)
El Cata posa para las cámaras en su presentación (@GetafeCF)

Después de la eliminación de Boca ante Independiente del Valle por la Libertadores, comenzó una nueva era. Referentes como Agustín Orion (tiene un pie afuera) y Daniel Díaz dieron por concluidos sus ciclos y vislumbraron nuevos horizontes. En el caso del defensor, quien no iba a ser tenido en cuenta por Guillermo Barros Schelotto, la salida fue de un momento a otro.

Rápidamente, el Cata viajó a España para incorporarse al Getafe, que milita en la segunda categoría. Allí había jugado desde 2007 hasta 2012, antes de probar suerte una temporada en el Atlético Madrid. "Vengo a un club que ya conozco y en el que pasé momentos muy lindos. Va a ser largo, pero haremos todo lo posible para poder ascender", expresó en su presentación.

El catamarqueño que acaba de cumplir 37 años hizo hincapié en el afecto que recibe por parte de los hinchas del Azulón y explicó que su familia tenía ganas de vivir allí nuevamente: "Es como mi casa y no tengo dudas de que me retiraré aquí, ojalá de la mejor manera". Mientras el Mellizo trata de encontrarle un reemplazo en el Xeneize (arribó Santiago Vergini y podrían cerrar el regreso de Fernando Tobio o la incorporación de Gustavo Gómez).

"Todavía me veo como futbolista. En algún momento terminará, pero mientras me sienta bien físicamente y sienta que puedo brindarle algo al equipo, seguiré", mencionó Díaz, quien evidentemente no tiene en la cabeza vestir otra vez la camiseta azul y oro ni la de Rosario Central, donde surgió.