Claudio “Chiqui” Tapia, en la puerta de la AFA
Claudio “Chiqui” Tapia, en la puerta de la AFA

El fútbol argentino intenta salir de su crisis. La Comisión Regularizadora busca encausar al deporte más popular del país a su ritmo habitual y el inicio del campeonato podría colaborar con su objetivo.

En el marco de la amenaza de los clubes del ascenso, referente a la posibilidad de llegar a un paro con el apoyo de los equipos de Primera, Claudio Tapia habló en rueda de prensa desde la AFA y advirtió: "Creemos que vamos a jugar".

Luego de haber mantenido un almuerzo con Mauricio Macri y Hugo Moyano, el presidente de Barracas Central es consciente de la necesidad del regreso del fútbol. Desde el propio Gobierno presionaron para evitar la medida de fuerza y que la pelota comience a rodar el próximo fin de semana.

Por lo tanto, cuando el Chiqui respondió a la pregunta relacionada a la reunión que mantuvieron los propios futbolistas en Agremiados, el directivo optó por emplear la ironía: "No sabía de la reunión de los jugadores, sus deudas las deberán resolver ellos con su sindicato".

Finalmente, Tapia reconoció que "el fútbol había tocado fondo". "Con todos los aumentos de los salarios de los jugadores, la policía y los servicios, era imposible que no nos aumenten los ingresos", sentenció.